En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

viernes, 17 de abril de 2015

PARA EL SEGUIMIENTO DE CRISTO

En nuestra relación con Jesucristo tenemos que preguntarnos dónde estamos y tomar así el pulso de nuestro amor y entrega al Señor, porque Él nos llama a ser sus discípulos.

Jesús comienza a predicar con una fuerza tremenda, camina con prisa, va con urgencia predicando la conversión. “Convertíos y creed en el Evangelio. Creer sin convertirse es imposible. Creer sin encuentro personal con Cristo es imposible. La fe por su propia naturaleza exige o implica un encuentro con la persona concreta de Jesucristo. En este encuentro hay siempre una llamada (vocación) y una misión (envío).

Debemos periódicamente replantearnos nuestro seguimiento de Cristo, necesitamos una nueva conversión; escuchar de nuevo “Conviértete, cree y sígueme”. Convertir nuestro si a Jesucristo desde nuestra situación concreta.  Conversión en noviazgo, respondiendo al amir. Permanecer en Él, contemplar su vida, aprender de Él.

Contempla la rapidez y prontitud de la respuesta de los apóstoles, “al instante le siguieron” radicalmente. Seducidos por el Señor, radicalmente le siguieron. Cuando nos apartamos de Él, la “fe” se convierte en costumbre. La fe es dinámica, no se puede ser fiel sin un seguimiento rápido. Hay que entrar en su lógica, seguir sus pasos con generosidad, disponibilidad, radicalidad, …

Cuáles son las condiciones de los discípulos y cuáles son sus prioridades.  Posponen  todo lo que no sea Jesucristo. Se niegan a sí mismo para que el Señor sea el dueño de su vida. La dificultad somos nosotros mismos, por eso tenemos que prescindir de nosotros mismos. Ser como otro Cristo. Renunciar a los bienes dispuestos a amar al Padre. Ser discípulo tiene un coste: vaciarnos de nosotros mismos para que Dios nos llene. Tengo que descubrir dónde están mis dificultades, mis apegos, mis esclavitudes, … morales, sociales, …

Y dar un paso más. A los apóstoles le dio poder sobre los espíritus inmundos. Le envía sólo con un bastón, símbolo de la cruz y les dice lo que tienen que hacer. Los apóstoles cumplen bien su misión y vuelven entusiasmados.  Nuestra misión es dar gloria a Dios. Ser creíbles agarrados a la Cruz, al bastón,  que es nuestro apoyo y nuestra seguridad. Predica a Cristo y a Cristo crucificado.

Disponibilidad para ser testimonio del Amor de Dios en el mundo, para ser dóciles en las manos de Dios. Los discípulos son instrumento y un instrumento se deja utilizar. El Señor pide nuestra ayuda, ha querido necesitar  de nuestro trabajo. El Señor ha querido la necesidad de la predicación.

Desprendimiento cuando llega el desprecio, la falta de éxito, … la persecución, quedas herido, … esa es tu vida,… El Señor se encarga de que haya fruto.

“Como el Padre me amó, permanecer en mi amor”. Que os améis unos a otros. “Vosotros sois mis amigos”. “Os he elegido yo a vosotros y os he destinado para que deis fruto.

Entrar en el círculo del amor de Dios, como amigos íntimos. Permaneced en mi amor.  Nos jugamos la vida en este misterio de amor. Si no entiendo esto, no entiendo la Iglesia. Cuando alguien se aparta de la Iglesia, se aparta de Cristo. Iglesia que celebra la Eucaristía con la Virgen en medio.

Sin miedo al mundo, sin miedo a la debilidad. Relativizar el mundo y sus dificultades, pues el drama del mundo es no conocer a Dios. Lo que valgo para Dios no lo valgo para nadie. (Aparecido, viaje de Benedicto XVI)

¿Qué significa ser discípulo de Cristo?

-          Llegar a conocerlo. Escuchándole, caminando con Él, teniendo sus mismos sentimientos, su mismo amor, formar una sola alma, sin rivalidades ni vanaglorias, buscando el interés de los demás.

-          Comunión de vida. El discípulo crece dentro de la comunidad que es la Iglesia, desarrollando la gracia de Dios.

-          Educación. El Señor nos va educando. Cada lectura del Evangelio es una corrección fraterna.

-          Ser misionero. Predicar el Evangelio. Quien ha conocido la verdad, tiene que transmitirlo.

-          Volver la mirada al Maestro y renovarnos.

Jesucristo, contemporáneo nuestro, es la escuela de discipulado.

 

Atraer a Cristo a los alejados, junto a su Sagrado Corazón. Ser facilitadores del encuentro con Cristo.

Somos un racimo, el Señor quiere que nos salvemos en comunidad, comunidad eclesial diocesana vivía en pequeños grupos. Salva Jesucristo y quiere que nos salvemos en racimo. Familias en el corazón de Cristo.

Permanecer en su amor. Manos vacías para que el Señor haga su apostolado en mis manos.

Es la obra de Dios, en sus manos Él la hará fecunda.

No hay comentarios:

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/