En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

viernes, 27 de enero de 2012

VII ENCUENTRO MUNDIAL DE LA FAMILIA




LA FAMILIA: EL TRABAJO Y LA FIESTA

"El próximo Encuentro mundial de las familias constituye una ocasión privilegiada para repensar el trabajo y la fiesta en la perspectiva de una familia unida y abierta a la vida, bien insertada en la sociedad y en la Iglesia, atenta a la calidad de las relaciones además que a la economía del núcleo familiar."
Santo Padre Benedicto XVI
para el VII Encuentro Mundial de las Familias
(Milán, 30 de mayo al 3 de junio de 2012)

Índice de las catequesis
1. El secreto de Nazaret
2. La familia engendra la vida
3. La familia vive la prueba
4. La familia anima la sociedad
5. El trabajo y la fiesta en la familia
6. El trabajo recurso para la familia
7. El trabajo desafío para la familia
8. La fiesta tiempo para la familia
9. La fiesta tiempo para el Señor
10. La fiesta tiempo para la comunidad

TEMA DE LAS CATEQUESIS
Familia, trabajo, fiesta. Son las tres palabras del tema para el VII Encuentro mundial de las Familias. Forman un trinomio que parte de la familia para abrirla al mundo: el trabajo y la fiesta son modalidades a través de las cuales la familia habita el «espacio» social y vive el «tiempo» humano. El tema relaciona la pareja de hombre y mujer con sus estilos de vida: el modo de vivir las relaciones (la familia), de habitar el mundo (trabajo) y de humanizar el tiempo (fiesta).
Las catequesis están articuladas en tres grupos, que en secuencia conciernen a la familia, al trabajo y a la fiesta, introducidos por una catequesis sobre el estilo de la vida familiar. Quieren iluminar el nexo entre la experiencia de la familia y la vida cotidiana en la sociedad y en el mundo.

D. RAFAEL ZORNOZA CON LOS CONFIRMANDOS


Estimados Párrocos, catequistas de confirmación y adolescentes/jóvenes que os preparáis para recibir el sacramento de la confirmación.

Aun resuena en nuestros oídos las palabras del Santo Padre Benedicto XVI con motivo del Encuentro Mundial de Juventud celebrado en Madrid donde nos decía “No se puede encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás. Por tanto, no os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios” (Benedicto XVI. Misa Jornada Mundial Jóvenes. Madrid 21 de agosto de 2011).

Nuestro Obispo, Don Rafael Zornoza, nos ha pedido a los Secretariado de Catequesis y Secretariado Juvenil y Vocacional que organicemos un Encuentro con todos los adolescentes / Jóvenes que están en proceso de catequesis de Confirmación o que se hayan confirmado durante el año 2011, y los catequistas de Confirmación. Dicho Encuentro tendrá lugar el día 04-febrero de 2012. En la Finca “Las Lomas” Vejer de la Frontera. De 10:30 a 18:00 horas.


Deseamos que este encuentro sirva para afianzar la fe y compartirla con todos los adolescentes / jóvenes de nuestra Diócesis que están en el mismo proceso; pues la Iglesia espera mucho de ellos " Solamente Cristo puede responder a vuestras aspiraciones. Dejaros conquistar por Dios para que vuestra presencia dé a la Iglesia un impulso nuevo". (Benedicto XVI. Vigilia de oración con los jóvenes. Aeropuerto Cuatro Vientos de Madrid. 20 de agosto de 2011).

Para tener previsión en la organización hace falta que nos indiquéis los catequistas y los adolescentes/jóvenes que asistiréis.

Para ello hay que realizar la inscripción en la página del Secretariado de Catequesis.


En la reunión preparatoria hemos acordado que cada zona de la Diócesis organice la manera de acudir mediante vehículos particulares o autocar con paradas intermedias en las distintas localidades. El precio del autocar será sufragado por todos los que lo utilicen.

Contamos con tu inestimable ayuda y colaboración. Recibe un cordial saludo en Cristo.

Manuel López López
Director Secretariado Diocesano Catequesis


P. Pedro José Rodríguez Molina
Director Secretariado Diocesano Juvenil y Vocacional


04-FEBRERO-2012.

10:30 - 18:00 HORAS.


FINCA LAS “LOMAS”.
Vejer de la Frontera.
Plano en: http://catequesiscadizyceuta.wordpress.com.



Nota:
Te pedimos que nadie se quede sin asistir por falta de información. Somos conscientes de la premura de la convocatoria, pero contamos contigo para que superemos entre todos las posibles dificultades. Difundelo entre todos los catequistas de confirmación, adolescentes/jóvenes que están en proceso. Gracias.

domingo, 15 de enero de 2012

LOS 7 CRITERIOS PARA QUE UNA PARROQUIA FUNCIONE BIEN



Los 7 criterios del obispo Dominique Rey



para saber si una parroquia o comunidad «funciona bien»




Las diócesis de Solsona y Vic invitaron al obispo de Toulon, Dominique Rey, a su congreso sobre Nueva Evangelización del pasado fin de semana (7 y 8 de enero). Dominique Rey, desde el año 2000 pastor de una diócesis de 1,1 millones de habitantes donde apenas un 5% de la población es practicante, pero que tiene un fuerte avivamiento en vocaciones, clero y comunidades, presentó su experiencia en tres extensas presentaciones.

Una enseñanza especialmente interesante fue su lista de los 7 criterios para discernir si una parroquia, diócesis o comunidad está creciendo, "le va bien", y que no pasa necesariamente por tener los templos medianamente llenos. Muchas diócesis españolas, por ejemplo, aún llenan sus parroquias, pero sólo con personas de edad avanzada que inexorablemente tienden a disminuir.


Los 7 criterios de la comunidad que "funciona bien":

1) El pastor tiene capacidad de delegar: cuenta con colaboradores formados y recurre a ellos... No intenta ser un hombre-orquesta que lo realiza todo en persona. Eso significa que dedica esfuerzo y recursos a formar a sus colaboradores.

2) El pastor discierne los dones de los demás y les hace dar fruto. En vez de buscar cómo rellenar tal o cual puesto, se pregunta "¿qué dones y carismas tiene mi gente?" y reorganiza la comunidad (grupo, parroquia, diócesis) de acuerdo a esos dones, es decir, de acuerdo a la gente y sus capacidades.

3) La comunidad es gozosa y se nota. El grupo mantiene el entusiasmo. Tiene capacidad de expresión alegre y huye de una estética moralizante. El gozo y la celebración van primero.

4) La comunidad cambia sus estructuras para adaptarlas al régimen de "Nueva Evangelización". El régimen de "Cristiandad" ya pasó y no tiene sentido mantener estructuras organizativas de esa época que no funcionan en la actual.

5) La comunidad cuida la belleza y dignidad de las celebraciones, sobre todo de la eucarística. La Iglesia no puede ganar al mundo en el terreno del mero espectáculo o la diversión, pero puede ofrecer sacralidad, y mucha gente está buscando sacralidad, reverencia y misterio. "Estuve en Estados Unidos estudiando las mega-iglesias protestantes, enormes locales que reunen 30.000 personas cada domingo, con grandes coros... pero hace unos años que van a la baja, porque con el tiempo sus feligreses se aburren. La gente joven hoy busca más sacralidad. Por eso, la belleza y reverencia en la Eucaristía es importantísima".
6) La comunidad se organiza en grupos pequeños, células y grupos de "iglesia en casas". "Son la clave del crecimiento", dijo. A un recién convertido no le puedes invitar directamente a la Misa del domingo, donde será un número anónimo, no entenderá aún la liturgia y le aburrirá. Le has de invitar al grupo pequeño que se reúne en tu casa para rezar, empezar a recibir enseñanzas, charlar, y escuchar sus inquietudes. Alabó el sistema de células de evangelización parroquial iniciadas en la parroquia italiana de San Eustorgio, Milán, hoy extendidas por varios países. También Sentinelle del Mattino utiliza este sistema de células.

7) La comunidad irradia caridad hacia fuera y entre sus miembros. No basta con el servicio de Cáritas, anónimo. Debe ser una relación entre los miembros de la comunidad que se conocen y ayudan mutuamente, y eso se ve desde fuera. Los feligreses no van a la iglesia (o a su ropero, Cáritas o comedor social) como consumidores de servicios, sino como un miembro con lazos afectivos.
Los últimos puntos y el tema de las células y grupos pequeños llevaron al obispo a un desarrollo más detallado.

"La Redemptoris Missio, en su punto 51, habla de comunidades eclesiales de base, que son lo que hoy llamamos células, que sirven para la formación y la evangelización. Son grupos domésticos pequeños que acogen al nuevo creyente y lo van formando. No podemos llevarlo aún a la liturgia, que no entiende, ni mucho menos pervertir el rito para hacerlo más acogedor. La respuesta son estos grupos pequeños, que también pueden ser de estudio bíblico, de acogida y acompañamiento, de oración, encaminados a un público especializado... El rector de la parroquia ha de velar para que estas células se integren en la parroquia y forma a sus líderes y hace que sigan tratando con alejados de la fe. Cuando la célula crece con más miembros, se divide en dos grupos, y así las células se multiplican. La Nueva Evangelización consiste en salir a la calle, pero también en acoger al que viene atraido por la fraternidad que irradia el grupo, como sucede a menudo en los Cursos Alpha, que atraen porque son acogedores".












viernes, 13 de enero de 2012

JORNADA MUNDIAL DE LAS MIGRACIONES



NUEVA EVANGELIZACIÓN Y MIGRACIONES
Salgamos al encuentro, abramos las puertas.


Carta mensaje de D. Rafael Zornoza Boy, Obispo de Cádiz y Ceuta. 1 de enero de 2012




---------------------------------------------
Debemos evangelizar. El mandato de Jesús: “id al mundo entero y proclamad el evangelio” - Mc 16.15- nos exige ser misioneros a todos.

El Santo Padre Benedicto XVI nos llama este año a emprender la nueva evangelización también con los emigrantes.

Todos esperan acogida, muestras de comprensión, ayuda real, y lo esperan de la caridad cristiana, signo permanente de nuestra identidad y el mejor puente de acercamiento, la mejor apología de la fe.

Llevemos la Buena Noticia del Evangelio con la iluminación de la Palabra de Dios, y acontecerá un encuentro con Dios vivo en la liturgia de la Iglesia y en el testimonio personal.

Aunque demos todo lo que tenemos, bien poco da quien no da a Cristo
.

________________________________




SALGAMOS AL ENCUENTRO,
ABRAMOS PUERTAS




Queridos hermanos de la Diócesis de Cádiz y Ceuta y hombres de buena voluntad:

La JORNADA MUNDIAL DE LAS MIGRACIONES, el día 15 de enero de 2012, llama nuestra atención para que miremos a los extranjeros y emigrantes que viven entre nosotros y también a aquellos que continuamente llegan, e incluso a los que conocemos solamente por las frecuentes noticias sobre ellos, presentes en todos los países del mundo.

Todos ellos son “una oportunidad y una gracia” - Cf. La Iglesia y los emigrantes, CEE. 2007 - para fortalecer nuestras comunidades, para vivir la caridad y para el desarrollo de nuestra sociedad.

Son personas con toda su dignidad y con el “derecho de salir en busca de mejores condiciones de vida” - Cf. Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada Mundial E., 2001 -. Sus personas y sus vidas nos obligan a abrirnos a un fenómeno migratorio mundial mucho más amplio, que debe ser atendido por los gobiernos y organizaciones internacionales con todo interés y respeto, e intentar remediar las causas y consecuencias, frecuentemente trágicas, de sus desplazamientos.

La Iglesia quiere estar siempre atenta al bien común y a estas necesidades y procura la comprensión y estima que merecen los emigrantes y refugiados, que representan además para nosotros a sus pueblos de origen y sus culturas, y que vivirán una fraternidad auténtica y pacífica si se integran en la comunidad y aportan lo mejor de si mismas.

Os invito ahora a hacer realidad esta fraternidad en medio de nosotros: que tanto los que llegan, como los que estamos aquí, los recibamos y formemos una gran familia. Por tanto: “¡salgamos al encuentro, abramos las puertas!”.

En las parroquias y los pueblos de Cádiz residen más de 50.000 extranjeros; y en Ceuta superan los 4.700. Están presentes en nuestras localidades, viven ya entre nosotros. Debemos salir a su encuentro y acogerles, ofrecerles aquello que facilite su vida y resuelva sus necesidades, como venís haciendo y como se intenta hacer a través de las parroquias y sus servicios, para ofrecerles nuestra amistad y facilitar la convivencia. Y, especialmente, debemos ofrecerle a Cristo y compartir nuestra fe.

Debemos evangelizar. El mandato de Jesús: “id al mundo entero y proclamad el evangelio” - Mc 16.15- nos exige ser misioneros a todos. Los inmigrantes necesitan particularmente compartir la fe, en ocasiones más viva que la de algunos de nosotros, en esta que es su propia Iglesia, donde nadie es extranjero, sino hermano. Ha sido su fortaleza más intensa para luchar y sobrevivir a las dificultades, su mejor lazo y apoyo con los demás. Ellos merecen nuestro consuelo. Otros muchos, sin embargo, pueden encontrar en nosotros una valiosa ayuda en su búsqueda del sentido de su vida.

La nueva situación de los inmigrantes entre nosotros debe despertar en cada uno el entusiasmo y la valentía para evangelizar, tal como lo vivieron las primeras comunidades cristianas, todas aquellas que, a lo largo de la historia de la Iglesia, fueron generosas y vivas. ¡Cuantas conversiones se han dado a lo largo de la historia gracias a este encuentro inesperado con cristianos caritativos y que fueron acogedores, testigos espléndidos!

El Santo Padre Benedicto XVI nos llama este año a emprender la nueva evangelización también con los emigrantes, que salen de sus países buscando mejores condiciones de vida pero se encuentran con un mundo secularizado que entroniza el egoísmo como principio director de la vida, y que pretende borrar a Dios de su existencia y todo rastro de su presencia pública. Nuestra fe, si es viva y con una caridad operativa, debe hacerse patente para que se vean reconfortados, en especial cuantos son ya cristianos, con una acogida eclesial y con el mayor de los consuelos.

Todos esperan acogida, muestras de comprensión, ayuda real, y lo esperan de la caridad cristiana, signo permanente de nuestra identidad y el mejor puente de acercamiento, la mejor apología de la fe.

Llevemos la Buena Noticia del Evangelio con la iluminación de la Palabra de Dios, y acontecerá un encuentro con Dios vivo en la liturgia de la Iglesia y en el testimonio personal. Aunque demos todo lo que tenemos, bien poco da quien no da a Cristo.

También nuestra sociedad necesita de este testimonio para reencontrarse con el Señor Jesús. Los inmigrantes y la Iglesia les daremos esta oportunidad, una ocasión para contemplar el sentir católico de la Iglesia que dialoga y acoge las distintas culturas, etnias, regiones y lenguas con verdadera empatía, sin discriminación ni racismo alguno, y se ofrece con respeto y caridad, al anunciar la Buena Noticia del evangelio sin reserva, con su experiencia en humanizar y acogiendo lo bueno, lo bello y todo lo verdadero.

He visto el trabajo esforzado y eficaz del Secretariado de Migraciones de la Diócesis y sus variados servicios --como Tierra de Todos-- que ofrece a las parroquias y a las diferentes comunidades su apoyo para una labor local que cada uno debe hacer. Es patente su dedicación y entrega valiente por los más desvalidos que habitualmente cruzan el Estrecho en condiciones infrahumanas y con grave peligro. Agradezco públicamente su trabajo que es inspirador de iniciativas personales y una motivación permanente para todos.

Apelo ahora a vuestra conciencia cristiana y amor a Cristo, que quiere ser amado en los hermanos: que todos nos impliquemos en esta labor de evangelización.

A todas las parroquias, grupos eclesiales y a cuantos particulares puedan trabajar, os invito a:

o Abrir nuevos cauces de colaboración y ayuda a los emigrantes.

o Acoger a los que ya están viviendo entre nosotros.

o Compartir con ellos nuestra fe en Cristo, que es lo mejor que tenemos, y la riquísima vida de la Iglesia, invitándoles a nuestras celebraciones, catequesis, convivencias, etc., y asistiendo a sus familias, dándoles lo mejor de nosotros mismos y dejando que nos aporten la hondura de su testimonio.

o Cuidar decididamente a los jóvenes, necesitados de madurar su adhesión a Cristo y a la Iglesia.


¡Salgamos al camino, anunciemos la Buena Noticia, queridos amigos y hermanos, abramos nuestras puertas!




+Rafael Zornoza Boy,
Obispo de Cádiz y Ceuta
1 de enero de 2012

sábado, 7 de enero de 2012

URGENCIA DE UNA NUEVA EVANGELIZACIÓN



1. La urgencia de una nueva evangelización


Al concluir la celebración de la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para Medio Oriente, el Papa Benedicto XVI ha puesto claramente el tema de la nueva evangelización en el primer puesto en la agenda de nuestra Iglesia. «Se ha evocado muchas veces la urgente necesidad de una nueva evangelización también para Oriente Medio. Se trata de un tema muy extendido, sobre todo en los países de antigua cristianización. También la reciente creación del Consejo pontificio para la promoción de la nueva evangelización responde a esta profunda exigencia. Por eso, después de haber consultado al Episcopado de todo el mundo y después de haber escuchado al Consejo ordinario de la Secretaría General del Sínodo de los obispos, he decidido dedicar la próxima Asamblea General Ordinaria, en 2012, al siguiente tema: Nova evangelizatio ad christianam fidem tradendam, La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana».[1]

Como él mismo lo recuerda, la decisión de dedicar esta Asamblea al tema de la nueva evangelización ha de leerse en el contexto de un plan unitario, que tiene como sus recientes etapas la creación de un dicasterio ad hoc[2] y la publicación de la Exhortación Apostólica postsinodal Verbum Domini;[3] un plan que está fundado en el empeño de una renovada acción evangelizadora, que ha animado el magisterio y el ministerio apostólico del Papa Pablo VI y del Papa Juan Pablo II. Desde el Concilio Vaticano II hasta el presente, la nueva evangelización ha sido siempre presentada, cada vez con más claridad, como el instrumento gracias al cual es posible enfrentar a los desafíos de un mundo en acelerada transformación, y como el camino para vivir el don de ser congregados por el Espíritu Santo para realizar la experiencia del Dios, que es para nosotros Padre, dando testimonio y proclamando a todos la Buena Noticia –el Evangelio– de Jesucristo.


Texto completo:





domingo, 1 de enero de 2012

¿QUIERES SER REY EN BELÉN?



SÓLO QUIEN SIRVE A SU PUEBLO PUEDE SER REY EN BELÉN
___________________________

___________________________

Dicen que Dios ha nacido,
dicen que en la tierra está
y que esta noche lo ha visto
sólo quien supo mirar.

Un pastorcillo en la sierra,
un marinero en el mar
y un corazón que tenía
sólo buena voluntad.

SI VAMOS TODOS, TÚ TAMBIÉN.
TODOS CABEMOS EN BELÉN.
SI EL NIÑO LLORA, LLORA, LLORA,
RÍE, RÍE DIOS CON ÉL. (bis)

Cuando llegaron los reyes,
les ha dicho san José:
pasen, señores, y vean
lo que es un reino y un rey.
Dejen coronas y cetros,
dejen orgullo y poder:
sólo quien sirve a su pueblo
puede ser rey en Belén.

Alrededor de su cuna
dice una voz popular:
«todo lo tuvo en sus manos,
todo lo dio a los demás».
Y desde entonces no entiendo
lo que aquí suele pasar:
que son los pobres más pobres
en tiempo de Navidad.






¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/