En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

viernes, 9 de marzo de 2012

FAMILIA, BENEDICTO XVI TE ESPERA EN MILÁN

Aquí os dejo algunos recuerdos de la pasada JMJ, los Días en Diócesis de pasado año 2011 y del Encuentro Mundial de la Familia con el Papa en Valencia el año 2006.
No perdáis esta oportunidad de vivir esta experiencia, no lo pienses más: asiste al ENCUENTRO MUNDIAL DE LA FAMILIA EN MILÁN. Bendedicto XVI, nos espera en Milán.

Artículo publicado en La Voz el día 2 de agosto de 2011 con motivo de los Días en Diócesis, pero que sirve como motivación para acudir a Milán de 30 de mayo al 3 de junio.

Familias arraigadas en Cristo

02.08.2011 -
ANTONIO MANUEL SÁNCHEZ SÁNCHEZ
MIEMBRO DEL SECRETARIADO DIOCESANO DE PASTORAL JUVENIL Y VOCACIONAL

Del 11 al 25 de agosto (llamados Días en Diócesis) se van a llenar nuestras calles de jóvenes extranjeros, venidos de diversas partes del mundo, que se unirán después en Madrid a la Jornada Mundial de la Juventud para ver y escuchar al Papa. Cádiz va vivir unos días históricos y únicos, llenos de actividades religiosas, culturales y lúdicas organizadas por el Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil y Vocacional.


No cabe duda que supondrá un gran impacto promocional de la ciudad, de intercambio cultural, de convivencia internacional, de fraternidad y de enriquecimiento mutuo. Pero va a ser sobre todo una propuesta de un estilo de vida centrado en Cristo, ese Hombre-Dios que hace más de 2000 años cambió la historia del mundo y que sigue hoy transformando con su gracia personas y comunidades enteras. Esta propuesta a vivir según el Evangelio de Jesucristo proclamado por la Iglesia no va dirigido sólo a los creyentes convencidos, también es una invitación a los que aún tienen dudas, incluso es una llamada a los que 'creen' que no son creyentes. A todos, liberados de todo tipo de prejuicios, va dirigida esta invitación: venid y veréis, porque las ideas no se comprenden hasta que no se viven y se dejan de entender cuando se dejan de vivir.


La cuarta parte de los jóvenes extranjeros que nos visitan van a ser alojados en familias. Cádiz ha demostrado una vez más que es una ciudad abierta y generosa; muchas familias ya han ofrecido sus casas para alojar a estos jóvenes que nos visitan. Estas familias saben que van a vivir una experiencia que no olvidarán, establecerán lazos de amistad que duran toda la vida. Acogiendo en sus hogares a estos jóvenes experimentarán la cercanía de Cristo, se sentirán Iglesia Universal que acoge y que mediante esa ayuda son testimonio de la Presencia de Dios en el mundo. Van a demostrar, o tal vez descubrir, que la familia natural, fundada en el matrimonio, constituye un patrimonio de la humanidad que construye una sociedad sana, justa y libre. Por eso la familia es una institución a defender y potenciar porque, como dice Benedicto XVI, «El futuro de la humanidad se fragua en la familia».

La Diócesis de Cádiz y Ceuta sigue haciendo un llamamiento a las familias para que no pierdan esta oportunidad porque serán ellas las más beneficiadas de esta experiencia. Para algunas familias va a suponer reafirmarse en sus convicciones cristianas y para otras supondrá, tal vez el inicio de un acercamiento a Dios, dejando que Cristo reine en sus vidas y en sus hogares. Descubrirán que Jesucristo resucitado sigue presente en nuestros días, en medio del mundo. Que a Cristo lo podemos encontrar en los Sacramentos(especialmente en la Eucaristía y en la Penitencia).

Que a Cristo lo podemos encontrar en la Palabra de Diosproclamada. Que Cristo sigue presente en las personas más necesitadas que esperan percibir el amor de Dios en su vida. Cuando la familia unida participa con alegría en la Eucaristía, es una familia arraigada en Cristo. Cuando la familia unida lee, contempla y reflexiona la Palabra de Dios, es una familia arraigada en Cristo. Cuando la familia unida acoge, ayuda y colabora con la acción caritativa de la Iglesia, es una familia arraigada en Cristo. No porque sea una familia perfecta o que tenga muchos y buenos valores, sino porque es una familia que se ha dejado transformar por Cristo y como consecuencia se convierte en transformadora de su entorno y de toda la sociedad.

Esta es la propuesta que la Iglesia Universal en la Diócesis de Cádiz y Ceuta ofrece a todas las personas, por eso del 11 al 15 de agosto merece la pena ofrecer el hogar para acoger a estos jóvenes extranjeros, porque puede suponer afianzar o descubrir un estilo de vida nuevo que transforma nuestra vida haciéndola más plena y más feliz. Por eso muchas familias ya se han ofrecido para acoger a jóvenes cristianos que vienen de países de todo el mundo, comprometiéndose a proporcionarles alojamiento y desayuno, porque saben que será una experiencia gratificante para toda la familia.

Es también una invitación a participar en las actividades propuestas para los Días en Diócesis. Son una oportunidad para descubrir la riqueza de la Iglesia local conociendo a fondo su historia y su cultura. En estos cinco días buscaremos el encuentro personal con Cristo que cambia la vida y la llena de alegría, especialmente en los sacramentos de la Eucaristía y la Reconciliación. Experimentaremos la universalidad de la Iglesia Católica como comunión y descubriremos la llamada de Dios a ser miembros activos de la Iglesia responsables de la Nueva Evangelización. No tengáis miedo, venid y veréis.

_________

Mas información para ir a Milán: http://tudiocesis.com/2012/02/22/la-diocesis-de-cadiz-y-ceuta-acudira-al-vii-encuentro-de-la-familia-en-milan/


miércoles, 7 de marzo de 2012

D. RAFAEL ZORNOZA AL MFC (Diócesis de Cádiz y Ceuta)

SALUDO DE NUESTRO OBISPO

D. RAFAEL ZORNOZA AL MFC

Queridos amigos del Movimiento Familiar Cristiano, Ya he tenido la oportunidad de encontrarme con muchos de vosotros personalmente y a otros tantos espero poder conoceros en breve. Vuestros hijos y nietos, vuestros matrimonios, son la alegría del ministerio pastoral de los sacerdotes y también el mío. Como recientemente afirmó Su Santidad Benedicto XVI en un encuentro con familias y sacerdotes en Ancona (Italia) sois sujetos, no sólo objetos, de la pastoral familiar. Sois protagonistas de la Nueva Evangelización.


· En este nuevo tiempo de gracia en el que el Señor nos ha puesto, la comunión agradecida de ambos carismas –matrimonio y orden sacerdotal- que tienen su raíz y celebración común en la Eucaristía, son un elemento fundamental del reto de la Nueva Evangelización que el Espíritu Santo está suscitando en su Iglesia. También en nuestra querida diócesis os quiero invitar a vivir esta “complicidad” con vuestros sacerdotes.

· Tenéis algo muy importante que ofrecer a una sociedad muy herida por el individualismo y cuyo fruto es la soledad. Tenéis a Cristo. Y la experiencia de la Iglesia Familia.

· Vosotros sois la casa que tantos necesitan. Hogar, en el centro del cual, está la meditación de la Palabra de Dios, que está abierta a todos, especialmente a los que más lo necesitan, incluidos los que no quieren reconocerlo.


· Con la mirada puesta en el próximo Encuentro Mundial de Familias con el Santo Padre Benedicto XVI (Milán 2012) os invito a trabajar durante este año en vuestras reuniones el conjunto de catequesis preparadas a este propósito y que son una auténtica joya de espiritualidad familiar, práctica y profunda, y que se titula: «La Familia: el trabajo y la fiesta» .

· ¡Tenemos por delante una tarea apasionante y yo cuento con vosotros!

Os encomiendo de todo corazón a Santa María, Reina y Madre de las Familias. + Rafael Zornoza Boy, Obispo de Cádiz y Ceuta.

lunes, 5 de marzo de 2012

SORPRESA EN EL CARMELO DE CÁDIZ




SORPRESA EN EL CARMELO DE CÁDIZ

Viernes 2 de marzo de 2012, 6 de la tarde en la Plaza de Argüelles de Cádiz. Convento de las Carmelitas Descalzas. Asisto a una charla sobre la Eucaristía. Esta sesión forma parte de un ciclo al que acuden unos buenos amigos de forma regular. Pero en esta ocasión no pueden al estar realizando el Cursillo de Cristiandad. Decido acudir para tomar apuntes y sorprender a mis amigos regalándoselo en nuestra próxima reunión del Grupo San José del Movimiento Familiar Cristiano para que así, de alguna manera, no se pierdan tampoco esta sesión.

Pero el sorprendido fui yo. Yo me llevé la sorpresa y el regalo.

Hace muy poco manifesté mi deseo de disfrutar del silencio de unos Ejercicios Espirituales, Cursillos de Cristiandad, Retiro, … lo que sea con tal de estar a solas en oración ante Jesucristo presente en el Sagrario. ¡Qué rápido responde el Señor!. Después de la charla el diácono que las imparte invita a los asistentes a participar en la oración de Vísperas que se celebran a continuación. Me entrega un libro para seguir mejor la oración.

Mientras el diácono se prepara para dirigir las vísperas pasan unos breves pero inmensos minutos de silencio. De rodillas ante el altar abro el libro y leo el inicio de la oración: “Dios mío ven en mi auxilio…”. ¡Cuántas veces habré leído estas palabras y sin embargo parece que es la primera vez!. Mi mente inicia un pensamiento, iba a decirle a mi Señor que esto es lo que realmente necesito, que
Dios venga a mí, que esto es lo que necesita el mundo con sus gozos y dificultades, que Dios reine en él, que el mundo se consagre a Él. Pero no me dio tiempo, Él empezó a “hablarme” y le “oí” con claridad (que nadie se asuste, no he oído voces) sin dejarme articular palabra. “Antes de que lo pidas ya te estoy auxiliando continuamente, constantemente”. Me invita a visitarle más frecuentemente, diariamente a solas ante el Sagrario. “Lo único imprescindible es la oración, de ella nace todo lo demás”. Que la fecundidad no está en lo que hacemos (a veces demasiadas cosas), ya que la fecundidad está en lo escondido, está en lo que Dios hace en nosotros. Sólo tenemos que ponernos a tiro, acertar con la sintonía adecuada, abrir el dial por el que Cristo me habla: la oración, la contemplación. Una contemplación activa nos lleva a una acción contemplativa. Si; aquello que hemos oído tantas veces: contemplativos en la acción que a veces es en el follón (como decía un santo).

Siento nítidamente el amor de Dios que lo llena todo y me muestra, una vez más, que realmente existe, me ama y me llama. Es una sensación única y plena, pero me muestra que sólo es una mínima parte de su amor; que si me mostrara su amor completo estaría ya en el Cielo. Ah, y que me ama lo sienta yo o no, me de cuenta o no. Me ama en los momentos buenos y en los malos, porque el amor de Dios no es un sentimiento (aunque a veces lo sintamos), es su esencia, existe para amar. Y nos quiere transformar para amar a los demás, no con nuestro amor, sino con el suyo. Hazme transparente, que quien me vea, te vea. Y esto, amigos, es un milagro, porque veo más claramente mi condición pecadora. Es un milagro: a través de un pecador, Dios se puede manifestar, Dios puede derramar su amor, Dios quiere así derramar su amor.

En el rezo de vísperas me uno al coro de las carmelitas y veo claramente una vez más que las cosas que hacemos en medio de nuestra sociedad gaditana se alimentan y se sustentan en su oración silenciosa aparentemente estéril. Las vidas de estas monjas son las más fecundas del mundo. Está claro, es en estas vidas entregadas por completo a Dios donde nace la fuerza y el agua limpia que riega y hace fecundar tantas obras buenas que surgen en cualquier parte del mundo. Sin el manantial de Fontibre no habría río Ebro que rebosa agua a su paso por tierras áridas y secas. Contemplativas, sois esos manantiales.

Gracias José y Gema (ya habéis empezado a evangelizar, hoy me habéis evangelizado porque me habéis acercado al Señor), gracias Carmelitas, gracias Carlos Cámara; pero sobre todo, gracias Señor por este inmenso y sorpresivo regalo.

Y la Virgen María contempla esta escena complacida y sonriendo, como sabiendo de sobra lo que iba a pasar, como si ella hubiera preparado esta situación, me dice: Ahí Le tienes: haz lo que Él te diga.

Antonio Manuel Sánchez Sánchez

http://www.carmelitascadiz.ya.st/

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/