En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

LLAMADOS A LA SANTIDAD (Resumen de la Charla del Mons. Munilla en Cádiz el 17 de diciembre de 2016)


LLAMADOS A LA SANTIDAD

Resumen de la charla de Mons. José Ignacio Munilla en Cádiz el 17 de diciembre de 2016





Vocación común al seguimiento de Jesucristo y ser santos

Solemos hablar de vocaciones diferentes, pero no son tan distintas; de hecho la vocación es la misma para todos, las tentaciones vienen a todos del mismo apelando a las mismas debilidades, los medios de gracia son los mismos, la Biblia es la misma para todos. Jesucristo predica para todos, no para sectores ni estados de vida determinada. Tomar conciencia de la identidad laical estando atentos, cuidar, estimular y valorar las demás vocaciones que forman el Cuerpo Místico de la Cristo. La identidad laical se desenfoca si se plantea con formas de confrontación, de luchas de poder. Las vocaciones crecen conjuntamente y entran en crisis también conjuntamente.

Porque la vocación es común a todos: seguir a Jesucristo en la santidad; luego vendrá la segunda vocación dentro de la Vocación que es la elección de estado, que es secundaria. Lo que de verdad caracteriza la vocación es seguir a Jesucristo y ser santo.

La pastoral vocacional no puede estar al margen de esta característica común: el centro de la vida cristiana es seguir a Jesucristo y ser santos. Si esto primero no está claro, lo demás no llegará ninguna parte. Efesios, 14: Yo nos ha elegido para que seamos santos e irreprochables por el amor.

¿Qué es ser santo?

La santidad es lo único determinante en la vida, lo demás es secundario. La santidad no es perfeccionismo, de hecho el perfeccionismo no garantiza la santidad. El purgatorio existe para rematar la tarea de la santificación. El que comenzó la obra en ti la llevará a término. La santidad no es inalcanzable, es para ti. Dios creador del universo te llama a ser santo y lo hará en ti.

Santo Tomás de Aquino dice que el elemento determinante, sobre la base de que es obra de Dios, para ser santo es tu deseo de serlo, tu hambre de Dios y de santidad. Tener clara mi determinada determinación es en todo salir purificado para esa llamada a la santidad.

Recuerda con mucho cariño al P. Manuel Armalén que en sus primeros Ejercicios Espirituales le entregó una estampita en la estaba escrito: viviré habitualmente en gracia de dios y si caigo me levantaré. El ABC de nuestra vida es vivir en gracia, cuidar la vida de gracia y anteponer esto ante cualquier cosa.

¿Cómo se desarrolla esa llamada a la santidad?

  1. Impacto del descubrimiento de la primera llamada. La primera conversión es cuando caes en la cuenta de que lo único importante es seguir a Jesús en santidad. Es el Tesoro descubierto. Cambia la vida de tal manera que los demás se darán cuenta por las cosas que dejas, sin saber que lo importante y lo que ganas es lo que has descubierto, lo que has encontrado. De tal manera que “todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo”. Hay que volver constantemente a este amor primero, renovar esa gracia. Pero aún no se ha llegado a la cima, habrá que pasar por la segunda conversión.
  2. La segunda conversión consiste en que ese seguimiento de Jesús tiene que llegar a ser incondicional. (Ejemplo de san Ignacio en la conversión durante su convalecencia creyó que ya había entregado toda su vida, pero aún le espera una larga etapa de purificación, de segunda conversión. “Soñó en Jerusalén y despertó en Roma”). Esta segunda conversión es firmar un cheque en blanco. Tú firmas el cheque en blanco y le dices al Señor que lo rellene como Él quiera. En esta segunda conversión se purifica la primera. La clave está en que esta segunda conversión dura toda la vida. Se trata del “si sostenido”, la perseverancia es un milagro. La constancia no nace de la carne y de la sangre, sino del Si Sostenido en el Espíritu como el Si de María que es

Medios de gracia para sostener el si sostenido, para sostener la vocación

Necesitamos medios de gracia para sostener ese sí y no tener el ´mal del camarero´ que de tanto servir desde su bandeja a todo, se deja de alimentar él. Los medios de gracia son los consejos evangélicos: oración, ayuno, limosna que corresponden a los  compromisos de pobreza, castidad y obediencia. Una oración seria en un lugar y momento central de cada día, la lectura y meditación diaria de la Sagrada Escritura que ilumina nuestros criterios, así como la mortificación aunque esté mal vista. Mortificación que es renunciar a nuestra comodidad para abrazar la Cruz de Cristo y para conocer Su Voluntad. Mortificación que es “en todo amar y servir” que la purifica para que no sea un mero autovencimiento o autocontrol, sino el  olvido de nosotros mismos para darnos en amor.  Para “en todo amar y servir” necesito los medios de la gracia para poder sostener el Sí. Necesitamos la oración, la Palabra, los Sacramentos, orden y profundidad para que tener la capacidad de que el gusto propio no mande en mi vida, para liberarnos de la “gana” que es una tirana. Liberarnos para entregarnos amando y sirviendo.


El apostolado es fruto del enamoramiento de Jesucristo

La clave está en el capítulo 21 de san Juan: Al atardecer de la vida nos examinarán del amor. La fuerza del apostolado está en la pregunta que nos hace Jesucristo: “Pedro, ¿me amas? … apacienta mis ovejas”. La pregunta - ¿me amas?- se concluye y aplica en el apostolado - apacienta mis ovejas-. La fuerza del apostolado está en el amor a Jesucristo.

Si me amas sé mi instrumento para que otros conozcan la gracia del Corazón de Jesús. El hacer sigue al ser, primero es luego hace, primero es la identidad y después la misión, la misión se fundamenta en la identidad.  Ser discípulo de Cristo (identidad) y ser apóstol (misión).

El enamoramiento de Cristo y el apostolado están estrechamente ligados.

“¿Me amas Pedro?,… apacienta mis ovejas.” Del amor a Cristo nace el celo apostólico que nos libera para dar la vida por Él, para ganar almas para Cristo. Nada hay más importante que esto: ganar almas para Cristo,  ir al Cielo intentando llevar unos cuantos. Tener celo apostólico es una gracia, cuando uno tiene el corazón en lo esencial, lo tiene liberado de batallitas; cuando no hay celo apostólico, hay celos de forma inversamente proporcional. No merece la pena perder la vida en batallitas ni sufrir por banalidades.

Tipos de apostoldao

Hay dos tipos de apostolado: el personal y el asociado. Los dos son necesarios.

El apostolado personal es un signo de autenticidad, no es una tarea para un rato en un lugar y tiempo determinado. El apostolado personal tiene lugar en toda mi realidad, en todo tiempo y lugar de la vida diaria porque está inscrito en tu corazón. El apostolado no es una estrategia eclesiástica, nace de ti porque amas; y el que ama desea lo mejor para la persona amada. En tu caridad si no das a Cristo, tu caridad es tacaña porque lo mejor no lo estás dando.

El apostolado asociado es complementario del anterior. Este necesita discernimiento, prudencia y conveniencia; pidiendo luz al Espíritu Santo para hacer una reflexión entre todos para acertar en este momento en el apostolado con jóvenes, con familias, en los colegios, … Para no confundir una inspiración del Espíritu Santo con una ocurrencia acudir a la palabra del Evangelio, al Magisterio de la Iglesia a los planes y estrategias pastorales de la Diócesis, … por eso es tan importante rezar por el Papa, por los obispos y por todos los que tienen encomendada una tarea pastoral. Identidad y misión, oveja y pastor. Para ser un buen pastor hace falta ser una buena oveja. Un padre de familia, un párroco,… también es pastor y al mismo tiempo es oveja. Ambas cosas están integradas porque discipulado y apostolado son todo una misma cosa en Jesucristo.

Como está perfectamente integrado en María en su Inmaculado Corazón, que Ella nos ilumine y sea modelo del Sí sostenido.


Escucha la charla completa en el audio de ivoox:
http://www.ivoox.com/condiciones-vocacion-laical-llamados-a-audios-mp3_rf_15115446_1.html

viernes, 4 de noviembre de 2016

10 cosas sorprendentes que te pasan cuando haces adoración con frecuencia


10 cosas sorprendentes que te pasan cuando haces adoración con frecuencia

La Eucaristía es descrita en el Catecismo como fuente y culmen de la fe. Encontrar tiempo para hacer Adoración Eucarística puede ser difícil, pero, si lo consigues, ¡podrás percibir resultados sorprendentes!
“Mientras comían, Jesús tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: Tomen, esto es mi Cuerpo. Después tomó una copa, dio gracias y se la entregó, y todos bebieron de ella. Y les dijo: Esta es mi Sangre, la Sangre de la Alianza, que se derrama por muchos” (Marcos 14,22-24)
En la cultura actual, la idea de progreso interior es drásticamente desvalorada como “desperdicio de tiempo” o “cosa de los antiguos e ingenuos”. Sólo el progreso exterior parece palpable. Pero el progreso material permanece fuera de nosotros: incluso nos ofrece sentimientos positivos, pero es siempre efímero y sin sustancia. Pero el progreso interior significa que tu te estás transformando y volviéndote mejor.
El tiempo que dedicas a la Adoración puede sorprenderte de muchas maneras. Por ejemplo:

1. Puedes desarrollar un sentimiento de admiración y maravilla

¡No hay nada como la atmósfera de una capilla o iglesia tranquila! El olor del incienso y el esplendor del ostensorio ayudan a comprender la verdad de lo que está sucediendo en la Adoración. ¡Estamos realmente ante Jesucristo! Su Cuerpo, Su Sangre, Su Alma, Su Divinidad.
Cuanto más te quedas en silencio ante la Hostia Santa, más comprendes que la única respuesta a la grandeza de Dios es la maravilla, la admiración y el amor.

2. Experimentas la paz en otras áreas de tu vida

Jesús dijo: “Mi paz les dejo, mi paz les doy” (Jn 14,27). La paz exterior que podemos experimentar en la Adoración (la quietud y el silencio) van mucho más al fondo y nos llevan a una paz interior que abraza todas las áreas de nuestra vida. Esto no significa que todo será perfecto y sin sufrimiento, pero esa paz nos fortalecerá para enfrentarnos con más firmeza y serenidad a las tempestades de la vida.

3. Empieza a mirar más fuera de ti mismo

Jesús dijo: “Como yo les amé, ámense también ustedes unos a otros” (Jn 13, 34). La Adoración nos conecta al prójimo y al mundo – al final, ¡estamos dedicando tiempo al Creador de todo lo que existe! Más tiempo para alabar y adorar a Dios significa más tiempo para ir más allá de nuestras propias preocupaciones y para atender las necesidades de los demás y del mundo en que vivimos.

4. A veces, es pesado …

Habrá momentos en que la Adoración parecerá “insulsa”, “árida”… Te distraerás, tu mente empezará a divagar… La Adoración regular puede estabilizarse y dejar de parecer especial, pero eso no quita valor ni disminuye la verdad de la Adoración.
Nuestra fe es mucho más que los sentimientos, y Dios continuará trabajando en ti aunque sientas o pases por momentos más “secos”. Aunque tu mente divague, estás dando a Dios lo mejor que puedes: ¡tu tiempo, tu compromiso y tu compañía!

5. ¡Te emocionas en la Adoración!

Cuanto más tiempo dedicas a adorar a Dios, más descubres que Él te ama y quiere pasar tiempo contigo. ¡Y más empiezas a querer realmente vivir ese tiempo con Él! Si la Adoración antes parecía rutina, ¡en poco tiempo percibes que deseas hacerla! Como decimos en la misa, “es justo y necesario” dar gracias al Señor.
La Adoración a Dios está inscrita en nuestro corazón, y “nuestro corazón está inquieto hasta que no descansa en él” (San Agustín).

6. La gracia entra en tu vida

Es increíble como un simple acto de compromiso con Dios, aunque sea un corto periodo de Adoración, haga la diferencia para el resto de tu vida. Puedes tener la certeza de seguir en su presencia aunque hayas salido de la iglesia o capilla. La gracia te poya en todos los momentos, especialmente en los de tentación. Es más fácil resistir a la tentacióncuando se dedica más tiempo a la Adoración.

7. Te das cuenta de lo afortunado que eres

Hay personas que quisieran pasar más tiempo con Jesús en Adoración, pero no pueden porque están enfermos o tienen mil tareas necesarias en el día a día. Hay personas, en muchas regiones del mundo, que arriesgan la vida por la Eucaristía y son perseguidas por causa de la fe.
¡Hay personas que enfrentan situaciones extremamente peligrosas para estar con Jesús! Y tú tienes el regalo de poder adorarlo abiertamente,¡sin hablar de lo que significa tener un sacerdote para administrar los sacramentos!

8. ¡Comprendes que Dios tiene sentido del humor!

Cuanto más dejas que Dios te hable, en vez de gastar todo tu tiempo hablándole, ¡más notas que Dios tiene un gran sentido del humor! ¡Hay incluso momentos en que quisieras reir en voz alta! Quizás parezca sorprendente, pero los mejores padres ¿no demuestran su amor con buen humor?

9. Vas a querer confesarte más veces

Puede parecer intimidador, pero no lo es. ¡La confesión nos permite experimentar el océano ilimitado de la misericordia de Dios! Su misericordia engulle todos nuestros pecados y nos da una libertad real, una libertad sin miedo, que nos permite entrar en su Amor y en su Bondad! La confesión fortalece la conciencia de que estamos en los brazos de un Padre que nos ama mucho y que “nunca se cansa de perdonar” (Papa Francisco).

10. ¡Te apasionas!

Cuando dedicas tiempo de corazón abierto a adorar a Dios y permitir que Cristo te muestre Su Amor, ¡también te apasionas! ¡Y su amor te revela a ti mismo y permite que seas tu mismo! “Yo he venido para que todos tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10,10).
Entonces, ¿qué estás esperando? Dedica un tiempo a la Adoración Eucarística, ¡y deja a Dios transformar tu vida!
Fuente: Aleteia.org

martes, 18 de octubre de 2016

Puntos de encuentro diocesanos


Puntos de encuentro diocesanos

      
Los puntos de encuentro diocesanos responden a una petición de colaboradores y asistentes a las Escuelas Diocesanas y pretenden ser un eje articulador de los proyectos diocesanos en los próximos años.

Como explica D. Rafael Zornoza en el Proyecto Diocesano de Pastoral 2016 - 2020, el "Punto de encuentro” diocesano para discípulos misioneros, quiere ser el lugar habitual de encuentro y comunión y el motor diocesano para alentar la evangelización.


Así lo han solicitado multitud de colaboradores.


Hemos disfrutado hasta ahora con encuentros instructivos para acrecentar la fe con nuevas experiencias, que, además de hacernos progresar en el amor a Cristo, nos han abierto a nuevas acciones en las que hemos aprendido a renovar la pastoral.


Mantener este encuentro, muy solicitado por cuantos habéis acudido a las anteriores escuelas, propiciará la deseada unión diocesana de todos los grupos así como la presentación de nuevos proyectos, y un criterio común para llevar a cabo nuestra misión.


Os invito a participar en ella a evangelizadores y catequistas, responsables y miembros de movimientos y cofradías, sacerdotes y consagrados, miembros de los consejos pastorales y agentes de pastoral en general.


Puede descargarse y rellenarse la inscripción para los Puntos de encuentro y remitirla, una vez rellena a secretariapastoral@obispadocadizyceuta.es


El Punto de Encuentro diocesano consta de los siguientes encuentros


22 Octubre · La hora de los laicos · Tote Barrera


12 Noviembre · Misión del laico en el mundo · José Luis Restán


17 Diciembre · Condiciones de la vocación laical · Mons. D. Jose Ignacio Munilla


21 Enero · El discipulado · Fabrizio Ballanti


11 Marzo · Los carismas laicales · Manuel Bru


29 Abril · Convivencia de Pascua: Fiesta campera




Las II Jornadas de Renovación Pastoral se celebrarán, este año, los días 18 y 19 de febrero bajo el lema "La conversión pastoral ante el reto de la evangelización: experiencias para transformar la parroquia en comunidad evangelizadora" y contarán con la presencia del Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Fernando Sebastián

miércoles, 28 de septiembre de 2016

¡QUÉ MARAVILLA SER SACERDOTE DE CRISTO!

¡Qué maravilla ser sacerdote de Cristo!

ordenacion_gerardo_de_lahoz_10_25_09_16Ayer domingo 25 de septiembre celebrábamos el Sacramento del Orden del ya nuevo Presbítero, el P. Gerardo de la Hoz, un sacerdote joven dispuesto a servir incondicionalmente al Señor y al prójimo ¡Que maravilla ser sacerdote de Cristo! El Espíritu Santo, a través del sacramento, identifica sacramentalmente con Cristo para actuar representándole “in persona Christi”. Hay que dejarle, pues, hablar en ti, y predicar y perdonar los pecados, y consolar a los afligidos y unir en fraternidad a todos, como hermanos.
Muchos hoy se preguntan: ¿Vale la pena ser sacerdote hoy a pesar de la situación confusa de la sociedad, la cultura de la postmodernidad, la incomprensión de muchos al seguimiento de Jesús, etc? Ni siquiera todos los católicos están dispuestos y preparados para resistir la situación actual. El sacerdote también se siente afectado por los actuales fenómenos sociales. ¿Cómo no turbarse ante ellos? ¿Como puede uno ser sacerdote hoy? Por otra parte, ¡hay tantas piedras de tropiezo hoy incluso para aquellos que quieren seguir adelante en el ministerio sacerdotal y que luchan sinceramente en él! ¡Es tan fácil vivir una vida paralela o aburguesarse! Ciertamente nuestra época está llena de ansias de solidaridad y de desafíos. Es verdad, pero, precisamente por todo esto, nuestro mundo se convierte en una llamada de Dios, en un grito silencioso que pone ante nuestra mirada una gran reto: “El Dios que dijo «brille la luz del seno de la tiniebla» ha brillado en nuestros corazones, para que nosotros iluminemos, dando a conocer la gloria de Dios, reflejado en Cristo” (2Cor 4,5).
Jesús llamó a los Apóstoles para que estuvieran con Él, antes de mandarlos a predicar (Mc,3-14). Es eltrato íntimo y diario, a cada instante, con Jesucristo que nos desborda por completo. Este es nuestro mayor testimonio. Se trata de una relación de tal naturaleza que no permite compatibilizar con ningún otro afecto esponsal. Otorga al discípulo una nueva identidad que reordena su querer, su voluntad y su proyecto en función de este amor mayor. Esta experiencia configura afectiva y psicológicamente la personalidad del consagrado. El Señor se apropia de un modo singular del corazón del sacerdote.  Esa preferencia absoluta del amor personal a Jesucristo sostiene la vocación. La vocación sacerdotal brota de este manantial común a todas las vocaciones consagradas, por el avasallamiento afectivo del amor a Jesucristo que deja el corazón insatisfecho hasta que no se entrega por completo a aquello que Jesús definió como “lo de su Padre” (Lc 2,49). Vivir fiel a este desposorio implica que el Señor te hará feliz, en medio de cualquier aprieto.
El sacerdote es enviado por la Iglesia y la representa, de manera que debe apropiarse connaturalmente de ese carácter representativo de la Iglesia que se expresa de un modo socialmente reconocible en sus gestos y palabras públicas y privadas: una sola fe, un solo bautismo… Ese sentido profundo de unión, de pertenencia se acrecienta y refleja en una participación incondicional en los planes diocesanos, en los encuentros sacerdotales, en la formación permanente, en la servicialidad con todos, en el deseo de salir al encuentro de los demás. ¡Discípulos del Señor, enviados de la Iglesia, nunca francotiradores ni emprendedores de un negocio propio. El envío se realiza a través de la Iglesia. En la vocación sacerdotal el misterio de la Iglesia adquiere una densidad particular: el ministerio adquiere carácter de dedicación quasi exclusiva en lo que constituye la misión principal, aunque no única, de la Iglesia: la evangelización. La misión recibida requiere una disponibilidad completa y exclusiva, un gran desprendimiento, una gran pobreza. “Nosotros no nos predicamos a nosotros mismos, predicamos que Cristo es el Señor, y nosotros siervos vuestros por Jesús” (2Cor 4,5).

martes, 27 de septiembre de 2016

MAL VAMOS SI EL MOTOR ES LA EMOTIVIDAD

No es lo mismo, tú decides...
Mal vamos si para "entrenar" a nuestros evangelizadores les ofrecemos "oraciones y alabanzas" centradas en la emotividad, el ruido, el juego de luces de colores y, además, dirigido por algún músico de cualquiera de las "denominaciones" protestantes.
Acertaremos, en cambio, si creamos ambientes y lugares para facilitar el encuentro con la Presencia real de Dios en la Eucaristía, donde el silencio de cualquiera de nuestros templos con el Santísimo expuesto será mucho más elocuente, iluminará las conciencias, encenderá los corazones y llenará de ímpetu apostólico el alma de nuestros evangelizadores.
La Virgen Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra nos muestra constantemente el camino adecuado; pongámonos bajo su protección siempre.
Una oración o alabanza dirigida por 'evangélicos' transmitirá un mensaje y unos valores protestantes, que no se corresponden con la verdad conservada y transmitida por la Iglesia, el Magisterio y la Tradición.
Jamás te dirigirá a la necesaria pertenencia a la Iglesia Católica universal como comunidad que es el Cuerpo de Cristo.
Jamás te dirigirá a la oración litúrgica, la Eucaristía, el rezo de Laudes, Vísperas, Completas, ....
Jamás te dirigirá al encuentro real con Jesucristo en los Sacramentos.
Jamás te dirigirá a otras oraciones de la tradición de la Iglesia como el Santo Rosario, ni a metodologías recomendadas por santos y papas como los Ejercicios Espirituales de san Ig
nacio.

En definitiva, jamás te dirigirán a la Iglesia Universal que Jesucristo ha querido ni a la fe que la Iglesia custodia y transmite.
La mal llamada “Reforma” protestante no fue otra cosa que una "ruptura doctrinal" en el seno mismo de la Iglesia. Lutero nunca dejó "de atacar las dos columnas del Papado: los votos monásticos y el sacrificio de la misa” ... y hoy puede estarse repitiendo la historia, el demonio no descansa para infiltrarse y romper la Iglesia.

"La persona tocada por el Señor no es un activista que está a la caza de la última receta pastoral. No existe reforma en la Iglesia que no comience por la reforma de los corazones engendrado en el corazón Dios"





martes, 13 de septiembre de 2016

MARCHA CONVIVENCIA FAMILIAR EN CAPILEIRA - MULHACÉN 23, 24 Y 25 DE SEPTIEMBRE DE 2016


AGOSTO SE VA MARCHANDO POCO A POCO 

Ya se otea el amanecer de un *NUEVO CURSO* 

Es el momento de hacer balance del pasado proyectando el futuro desde el momento presente vivido con toda intensidad. 

Es el momento de dejar el pasado en la inmensa Misericordia de Dios, poniendo el futuro a disposición de las sorpresas del Espíritu Santo y viviendo el momento presente en el Corazón de Cristo de la mano de María Inmaculada. 

SI SUEÑAS CON UN CURSO NUEVO DIFERENTE COMIENZA CON ALGO DISTINTO que, a la vez que cumpla tus expectativas, sea la realización del proyecto que Dios soñó para tí cuando te creó. 

Recibes con este mensaje una invitación especial a la _MARCHA - CONVIVENCIA_ que vamos a realizar los dias 23, 24 y 25 de septiembre a _CAPILEIRA_.

Apto para todas las edades con subida al Mulhacén, pico más alto de la península ibérica. 

Habrá oportunides para la oración, la convivencia, la tertulia, el compartir inquietudes y sueños, ....

La mejor manera de inaugurar un curso que promete ser apasionante

Ven y sube con nosotros

VEN CON TU FAMILIA

Más info: caminoenfamilia@gmail.com

viernes, 6 de mayo de 2016

Ejercicios Espirituales para una nueva etapa evangelizadora

EJERCICIOS ESPIRITUALES
PARA UNA
NUEVA ETAPA EVANGELIZADORA

 
En la tarde de este viernes 6 de mayo, mes dedicado especialmente a nuestra Madre María Inmaculada, se inicia una tanda de Ejercicios Espirituales para laicos dirigida por Mons. D. Rafael Zornoza Boy, obispo de Cádiz y Ceuta.

Un grupo de personas van a tener la oportunidad de vivir una profunda experiencia de Dios a la luz del Corazón de Cristo y de la mano de María Inmaculada. Pero esta experiencia de gracia trasciende lo personal y repercute de lleno en la fecundidad de las iniciativas apostólicas diocesanas para abrir una nueva etapa evangelizadora.

Porque la evangelización se realiza a través de los santos y los Ejercicios Espirituales son escuela de santidad porque en ellos se llega a conocer, amar y seguir a Jesucristo de un modo total. Esla gran oportunidad de entrar en diálogo intenso con Jesucristo, de unirnos a Él, de llenarnos de su Espíritu, de vivir de modo especial los sacramentos, … y todo ello de la mano de María que, como decía Pablo VI, es la “maestra sabia de los Ejercicios Espirituales”.

Los Ejercicios Espirituales no son unas charlas para la reflexión sobre algún tema, son una auténtica experiencia de conversión profunda del corazón para dejarse transformar de tal modo que nos haga capaces de transmitir el Amor de Dios y la Alegría del Evangelio. Por lo que dedicar unos días a realizar cada año los Ejercicios Espirituales es la mejor manera de servir a Jesucristo y a su Iglesia, es la mejor manera de alimentar nuestras pequeñas comunidades y parroquias; y es la mejor manera de hacer apostolado. La mejor preparación para la acción evangelizadora son los Ejercicios Espirituales.

Nos lo recuerda también el Papa Francisco en el número 112 de La Alegría del Evangelio: “La salvación que Dios nos ofrece es obra de su misericordia. No hay acciones humanas, por más buenas que sean, que nos hagan merecer un don tan grande. Dios, por pura gracia, nos atrae para unirnos a sí.[79] Él envía su Espíritu a nuestros corazones para hacernos sus hijos, para transformarnos y para volvernos capaces de responder con nuestra vida a ese amor. La Iglesia es enviada por Jesucristo como sacramento de la salvación ofrecida por Dios[80]. Ella, a través de sus acciones evangelizadoras, colabora como instrumento de la gracia divina que actúa incesantemente más allá de toda posible supervisión. Bien lo expresaba Benedicto XVI al abrir las reflexiones del Sínodo: «Es importante saber que la primera palabra, la iniciativa verdadera, la actividad verdadera viene de Dios y sólo si entramos en esta iniciativa divina, sólo si imploramos esta iniciativa divina, podremos también ser —con Él y en Él— evangelizadores»[81]. El principio de la primacía de la gracia debe ser un faro que alumbre permanentemente nuestras reflexiones sobre la evangelización.”

Que la Virgen María, Reina y Madre de la Familia cuide de manera especial esta tanda de Ejercicios Espirituales haciendo de ellos un nuevo Pentecostés “que abrase nuestras almas en fuego de conquista, para que rindamos ante tu trono las almas de todos nuestros compañeros y amigos."
 
 

domingo, 1 de mayo de 2016

CON FLORES A MARÍA

MES DE MAYO, CONSAGRADO A LA VIRGEN MARÍA




















Lector: Purísima e Inmaculada virgen María. Presentes ante tu trono, tus hijos. Ante tu altar, derramando con amor las flores de nuestros obsequios. Queremos contemplarte muy de cerca todos los días de este mes bendito, para que la fragancia de tus virtudes perfume nuestras vidas; para que el calor de tu mirada maternal nos aliente en nuestras luchas, nos consuele en nuestras penas, nos fortalezca de nuestros desfallecimientos. De nuevo nos consagramos a Ti. Tuyos somos, tuyos queremos ser, tuyos nuestros alientos de conquista, tuyos nuestros ímpetus de combate, tuyos nuestros anhelos de pureza inmaculada, tuyos nuestros deseos de encendido apostolado.

L. Nuestro más santo orgullo, Virgen María,
T. Tenerte a Ti por Madre.

L. Nuestra más honda alegría.
T. Cantar siempre tus glorias.

L. Nuestro más ardoroso anhelo.
T. Prender almas de joven en tu manto azul, reluciente de estrellas.

L. Al brillar el sol de oriente.
T. Abre su cáliz la flor.

L. Y ábrase el alma que siente.
T. Las miradas de tu amor.

L. Catemos, Madre, tus glorias, guiados por la Iglesia Santa en este mes de ensueño.
T. Toda hermosa eres, María.

L. Y no hay en Ti mancha de pecado.
T. Tú, gloria de Jerusalen.

L. Tú, alegría de Israel.
T. Tú, honor de nuestro pueblo.

L. Tú, abogada de los pecadores.
T. ¡Oh, María, Virgen prudentísima, Madre clementísima.

L. Intercede por nosotros al Padre, cuyo Hijo nos diste.
T. Para que la flechas de nuestras vidas apunten siempre al cielo en que Tu habitas.


L. Madre Purísima, azucenas de pureza sean nuestras vidas para Ti, , blancas como el ampo de la nieve inmaculada, incontaminadas como el ara de nuestros altares. Dios te salve María…
T. Santa María…

L. Reina y Madre de los Apóstoles, siembra en nuestros corazones semillas de cielo, que rompan alegremente en rosas de apostolado de conquista a la mayor gloria de Dios. Dios te salve, María…
T. Santa María…

L. Madre nuestra, Santa María, que un destello de luz irradiando de Nazaret, ilumine nuestras vidas. Que contemplemos en Jesús, obediente y humilde, el modelo de nuestra vida de familia. Dios te salve, María…
T. Santa María…

L. Santa Madre de Cristo trabajador, que nuestras horas de trabajo y estudio, unidas a las de Jesús en Nazaret, ofrecidas con alegría por la conquista de nuestros hermanos, atraigan las bendiciones del cielo sobre nuestra obra redentora. Dios te salvo, María…
T. Santa María…

L. Reina y Madre de (nuestra familia, parroquia, movimiento, etc.), que el Espíritu Santo, con la plenitud de sus dones, descienda sobre nuestros corazones en el mes más bello del año, en el Pentecostés solemne, que abrase nuestras almas en fuego de conquista, para que rindamos ante tu trono las almas de todos nuestros compañeros y amigos. Dios te salve, María…
T. Santa María…

L. En este mes de las flores, alas te pido, Madre.
T. Alas para volar.

L. Alto, muy alto.
T. sin descansar.

L. No me dejes plegar.
T. Las alas que Tu me diste.

L. Hasta que llegue a esa tu luz.
T. Donde las sombras terminan.

L. Donde estás Tu.
T. Alas te pido, Madre.

L. Alas cargadas de almas.
T. Que vuelan también a Ti.

L. Almas, Madre, de mirada clara y profunda, que fija la vista en la altura, puedan cantar con nosotros.
T. no he nacido para el suelo, que es morada de dolor; yo he nacido para el cielo, yo he nacido para Dios.

L. Almas que serán perlas para engastar en tu corona de Madre, de Virgen, de Reina.
T. De Madre la más tierna, de Virgen la más pura, de Reina la más misericordiosa.

L. Almas que unidas con nosotros en eternidad de eternidades te contemplen para siempre a la mayor gloria de Dios.
T. Amén.

sábado, 30 de enero de 2016

DOMINIQUE REY, obispo de Fréjus-Toulon (Francia) - 20 y 21 de febrero - colegio de los Salesianos de CÁDIZ



DOMINIQUE REY, obispo de Fréjus-Toulon (Francia) estará presente en nuestra Diócesis de Cádiz y Ceuta. Participará en las Jornadas de Renovación Pastoral que el obispado ha programado para los días 20 y 21 de febrero. Se celebrará en el colegio de los SALESIANOS de CÁDIZ. 

Una ocasión única de volvernos a ver y compartir ilusiones e inquietudes.
Tenemos que aprovechar estas oportunidades para darle otro empujón a nuestros deseos de apostolado, a nuestro camino de conversión personal y familiar.

Una ocasión para intensificar el ardor de nuestros grupos, comunidades y movimientos. 

Y, sobretodo una revalorización de las parroquias como auténticos centros para la nueva evangelización. 


Reserva ya la fecha, no te lo pierdas¡¡¡




Inscripciones Jornadas de Renovación Pastoral 20 y 21 de febrero






JORNADAS DE RENOVACIÓN PASTORAL
  • Sábado 20 de febrero:
Ponencia: Bautismo y Compromiso Apostólico
Talleres
Reunión con sacerdotes
Almuerzo
Ponencia: Parroquia para Evangelizar
Eucaristía
  • Domingo 21 de febrero:
Ponencia: Una Iglesia en salida
Diálogos con Mons. Dominique Rey
Clausura por Mons. Rafael Zornoza
Eucaristía
INSCRIPCIONES:
Para inscribirse en las jornadas es necesario rellenar el formulario (PINCHANDO AQUÍ) o llamar al teléfono 655 607 811.
Además, es imprescindible ingresar 12 euros en la cuenta ES65 0182 1600 20 0208001754 indicando como concepto "JPASTORAL APELLIDOS" (Ej. JPASTORAL García Fernández)
Para más información secretariapastoral@obispadocadizyceuta.es


- See more at: http://www.obispadodecadizyceuta.org/noticia/inscripciones-jornadas-renovacion-pastoral#sthash.OIOAP0wM.dpuf

jueves, 14 de enero de 2016

PEREGRINACIÓN FAMILIAR AL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LOS SANTOS

PREGRINACIÓN FAMILIAR AL SANTUARIO DE LA VIRGEN DE LOS SANTOS - sábado 23 de enero




PROGRAMA

PEREGRINACIÓN FAMILIAR AL
SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LOS SANTOS

Sábado, 23 de enero

10:00 h. Punto de encuentro: Venta Cruce de los Santos, en la salida de la Autovía hacia el Santuario

10:30 h. Inicio de la marcha hacia el Santuario. Son dos kilómetros.

12:00 h. Ángelus en el Santuario y breve catequesis sobre la Misericordia

13:00 h. Eucaristía

14:00 h. Almuerzo con lo que cada uno lleve, bocatas, bebidas….

15:30 h. en la sobremesa propuesta de Camino de Santiago

Tiempo para juegos y convivencia.

Terminamos en el Santuario encomendando a la Virgen nuestras familias, nuestros proyectos y el año de la Misericordia. Rezando o cantando la Salve.

MÁS INFORMACIÓN:
http://caminoenfamiliacyc.blogspot.com.es/2015/12/pregrinacion-familiar-al-santuario-de.html


¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/