En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

¡QUÉ MARAVILLA SER SACERDOTE DE CRISTO!

¡Qué maravilla ser sacerdote de Cristo!

ordenacion_gerardo_de_lahoz_10_25_09_16Ayer domingo 25 de septiembre celebrábamos el Sacramento del Orden del ya nuevo Presbítero, el P. Gerardo de la Hoz, un sacerdote joven dispuesto a servir incondicionalmente al Señor y al prójimo ¡Que maravilla ser sacerdote de Cristo! El Espíritu Santo, a través del sacramento, identifica sacramentalmente con Cristo para actuar representándole “in persona Christi”. Hay que dejarle, pues, hablar en ti, y predicar y perdonar los pecados, y consolar a los afligidos y unir en fraternidad a todos, como hermanos.
Muchos hoy se preguntan: ¿Vale la pena ser sacerdote hoy a pesar de la situación confusa de la sociedad, la cultura de la postmodernidad, la incomprensión de muchos al seguimiento de Jesús, etc? Ni siquiera todos los católicos están dispuestos y preparados para resistir la situación actual. El sacerdote también se siente afectado por los actuales fenómenos sociales. ¿Cómo no turbarse ante ellos? ¿Como puede uno ser sacerdote hoy? Por otra parte, ¡hay tantas piedras de tropiezo hoy incluso para aquellos que quieren seguir adelante en el ministerio sacerdotal y que luchan sinceramente en él! ¡Es tan fácil vivir una vida paralela o aburguesarse! Ciertamente nuestra época está llena de ansias de solidaridad y de desafíos. Es verdad, pero, precisamente por todo esto, nuestro mundo se convierte en una llamada de Dios, en un grito silencioso que pone ante nuestra mirada una gran reto: “El Dios que dijo «brille la luz del seno de la tiniebla» ha brillado en nuestros corazones, para que nosotros iluminemos, dando a conocer la gloria de Dios, reflejado en Cristo” (2Cor 4,5).
Jesús llamó a los Apóstoles para que estuvieran con Él, antes de mandarlos a predicar (Mc,3-14). Es eltrato íntimo y diario, a cada instante, con Jesucristo que nos desborda por completo. Este es nuestro mayor testimonio. Se trata de una relación de tal naturaleza que no permite compatibilizar con ningún otro afecto esponsal. Otorga al discípulo una nueva identidad que reordena su querer, su voluntad y su proyecto en función de este amor mayor. Esta experiencia configura afectiva y psicológicamente la personalidad del consagrado. El Señor se apropia de un modo singular del corazón del sacerdote.  Esa preferencia absoluta del amor personal a Jesucristo sostiene la vocación. La vocación sacerdotal brota de este manantial común a todas las vocaciones consagradas, por el avasallamiento afectivo del amor a Jesucristo que deja el corazón insatisfecho hasta que no se entrega por completo a aquello que Jesús definió como “lo de su Padre” (Lc 2,49). Vivir fiel a este desposorio implica que el Señor te hará feliz, en medio de cualquier aprieto.
El sacerdote es enviado por la Iglesia y la representa, de manera que debe apropiarse connaturalmente de ese carácter representativo de la Iglesia que se expresa de un modo socialmente reconocible en sus gestos y palabras públicas y privadas: una sola fe, un solo bautismo… Ese sentido profundo de unión, de pertenencia se acrecienta y refleja en una participación incondicional en los planes diocesanos, en los encuentros sacerdotales, en la formación permanente, en la servicialidad con todos, en el deseo de salir al encuentro de los demás. ¡Discípulos del Señor, enviados de la Iglesia, nunca francotiradores ni emprendedores de un negocio propio. El envío se realiza a través de la Iglesia. En la vocación sacerdotal el misterio de la Iglesia adquiere una densidad particular: el ministerio adquiere carácter de dedicación quasi exclusiva en lo que constituye la misión principal, aunque no única, de la Iglesia: la evangelización. La misión recibida requiere una disponibilidad completa y exclusiva, un gran desprendimiento, una gran pobreza. “Nosotros no nos predicamos a nosotros mismos, predicamos que Cristo es el Señor, y nosotros siervos vuestros por Jesús” (2Cor 4,5).

martes, 27 de septiembre de 2016

MAL VAMOS SI EL MOTOR ES LA EMOTIVIDAD

No es lo mismo, tú decides...
Mal vamos si para "entrenar" a nuestros evangelizadores les ofrecemos "oraciones y alabanzas" centradas en la emotividad, el ruido, el juego de luces de colores y, además, dirigido por algún músico de cualquiera de las "denominaciones" protestantes.
Acertaremos, en cambio, si creamos ambientes y lugares para facilitar el encuentro con la Presencia real de Dios en la Eucaristía, donde el silencio de cualquiera de nuestros templos con el Santísimo expuesto será mucho más elocuente, iluminará las conciencias, encenderá los corazones y llenará de ímpetu apostólico el alma de nuestros evangelizadores.
La Virgen Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra nos muestra constantemente el camino adecuado; pongámonos bajo su protección siempre.
Una oración o alabanza dirigida por 'evangélicos' transmitirá un mensaje y unos valores protestantes, que no se corresponden con la verdad conservada y transmitida por la Iglesia, el Magisterio y la Tradición.
Jamás te dirigirá a la necesaria pertenencia a la Iglesia Católica universal como comunidad que es el Cuerpo de Cristo.
Jamás te dirigirá a la oración litúrgica, la Eucaristía, el rezo de Laudes, Vísperas, Completas, ....
Jamás te dirigirá al encuentro real con Jesucristo en los Sacramentos.
Jamás te dirigirá a otras oraciones de la tradición de la Iglesia como el Santo Rosario, ni a metodologías recomendadas por santos y papas como los Ejercicios Espirituales de san Ig
nacio.

En definitiva, jamás te dirigirán a la Iglesia Universal que Jesucristo ha querido ni a la fe que la Iglesia custodia y transmite.
La mal llamada “Reforma” protestante no fue otra cosa que una "ruptura doctrinal" en el seno mismo de la Iglesia. Lutero nunca dejó "de atacar las dos columnas del Papado: los votos monásticos y el sacrificio de la misa” ... y hoy puede estarse repitiendo la historia, el demonio no descansa para infiltrarse y romper la Iglesia.

"La persona tocada por el Señor no es un activista que está a la caza de la última receta pastoral. No existe reforma en la Iglesia que no comience por la reforma de los corazones engendrado en el corazón Dios"





martes, 13 de septiembre de 2016

MARCHA CONVIVENCIA FAMILIAR EN CAPILEIRA - MULHACÉN 23, 24 Y 25 DE SEPTIEMBRE DE 2016


AGOSTO SE VA MARCHANDO POCO A POCO 

Ya se otea el amanecer de un *NUEVO CURSO* 

Es el momento de hacer balance del pasado proyectando el futuro desde el momento presente vivido con toda intensidad. 

Es el momento de dejar el pasado en la inmensa Misericordia de Dios, poniendo el futuro a disposición de las sorpresas del Espíritu Santo y viviendo el momento presente en el Corazón de Cristo de la mano de María Inmaculada. 

SI SUEÑAS CON UN CURSO NUEVO DIFERENTE COMIENZA CON ALGO DISTINTO que, a la vez que cumpla tus expectativas, sea la realización del proyecto que Dios soñó para tí cuando te creó. 

Recibes con este mensaje una invitación especial a la _MARCHA - CONVIVENCIA_ que vamos a realizar los dias 23, 24 y 25 de septiembre a _CAPILEIRA_.

Apto para todas las edades con subida al Mulhacén, pico más alto de la península ibérica. 

Habrá oportunides para la oración, la convivencia, la tertulia, el compartir inquietudes y sueños, ....

La mejor manera de inaugurar un curso que promete ser apasionante

Ven y sube con nosotros

VEN CON TU FAMILIA

Más info: caminoenfamilia@gmail.com

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/