En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

martes, 24 de julio de 2012

Llega una nueva ola de fe a España


ENE 2012 - Encuentro de Nueva Evangelización en Cantabria




Engendrar a alguien para la fe sin darle una comunidad bien preparada para acoger a un converso o retornado ¿es tan grave como engendrar un hijo sin darle una familia en la que se críe y madure?


Lo adelantábamos en noviembre: la Nueva Evangelización en España empezó por la Cataluña profunda, con el congreso de Nueva Evangelización de Manresa de enero. Y se cumple lo que había profetizado el obispo francés Dominique Rey, de Toulon: “el Señor quiere empezar tocando el corazón del obispo, darle una visión nueva, una visión misionera, una gran conversión para pasar de un enfoque de “gestión y mantenimiento” a un cristianismo de engendramiento.

En Manresa estos obispos eran Romà Casanova, de Vic, y Xavier Novell, de Solsona, pero el mismo Novell, si se le pide que dé más nombres, enseguida improvisa una lista de obispos jóvenes muy inquietos: “Iceta, Munilla, Escribano, Rico…”, deja caer Novell ante más de cien líderes evangelizadores reunidos en el Monasterio de El Soto, en Cantabria.

De Manresa a toda España
Desde el encuentro de enero en Manresa a julio han pasado cosas. Por ejemplo, los Centinelas de la Mañana, sistema de evangelización italiano que se presentó allí por primera vez, han empezado a formar jóvenes o exponer su método en Valladolid, Barcelona y otras zonas de Cataluña. Este pasado fin de semana coincidían dos grandes encuentros de Nueva Evangelización en la línea de Manresa. Uno era “Id y Proclamad”, en Zaragoza y Tarazona (http://idyproclamad.blogspot.com.es) con la presencia del rector del seminario de Toulon, Arnaud Adrien, especialista en células parroquiales de evangelización.

La otra cita era el ENE 2012 (Encuentro Nacional de Evangelización) en El Soto, con participantes destacados en este ámbito: el mismo Novell, obispo de Solsona; Josué Fonseca, laico responsable de la Comunidad Fe y Vida que acogía la cita; Tote Barrera, promotor de Cursos Alpha en España y el dominicano Miguel Horacio, laico predicador y evangelizador con la música de la comunidad Siervos de Cristo Vivo. Fue un congreso intensísimo, alegre y agotador. No se presentaron unas conclusiones en formato “declaración”… sino con una puesta en común de estos ponentes dirigida por Álex Rosal, de la naciente Fundación Nueva Evangelización. Intentaremos recoger esas conclusiones y algunas otras del ENE 2012.

Una nueva ola: se rompe un dique
Una sensación compartida por todos los ponentes es que algo está cambiando en la Iglesia española (y no sólo en los obispos o en el corazón de ellos). Así, Miguel Horacio, que ha viajado mucho por España e Hispanoamérica y que conoce bien lo que es chocar con la frialdad espiritual europea, nota un ambiente distinto.

Miguel Horacio explicó que, estando en oración, sentía como si Dios se expresase así: "Yo he abierto una puerta para España. Ustedes aún no han visto nada de lo que yo quiero hacer. Las puertas que yo abro nadie las puede cerrar". Para este dominicano, la situación se expresaba como una imagen: "un gran río bloqueado por piedras y gente de distintos sitios que quita los obstáculos".

Grupos distintos, que juntos dan fruto
Tote Barrera, uno de los poquísimos laicos en España liberados para dedicarse a la evangelización,después de muchos viajes y contactos nota una tendencia: “En los nuevos movimientos eclesiales, que habían crecido durante años y son una gran riqueza eclesial, ya se ven, por desgracia, ciertos signos de agotamiento y un crecimiento muchísimo menor. Hemos de trabajar transversalmente con ellos. Los movimientos han de jugar en equipo con toda la Iglesia, relacionarse con ella... y no solo para cosas puntuales que les pida el obispo”. Para Tote, una clave es comprender que “la nueva evangelización trata más de métodos, que son transversales y muchos pueden usar, que de movimientos”.

El obispo Novell señala que “en Francia hay muchos movimientos y comunidades, pero de tamaño más pequeño; saben que se necesitan unos a otros y trabajan todos juntos. En España, en cambio, o allí donde hay movimientos muy grandes, corren la tentación de creer que en ellos solos ya se da la totalidad o plenitud de la Iglesia”.

¿Y después del kerigma, qué? ¡La Comunidad!
El otro gran tema del encuentro fue: ¿qué hacer con los nuevos conversos, los retornados a la fe, los que estaban alejados de la Iglesia pero han tenido un encuentro transformador con Cristo, sea en un Curso Alpha o en un Curso de las Siete Semanas o en un Cursillo de Cristiandad?

Josué Fonseca es rotundo: “engendrar hijos en la fe, nuevos conversos, y no darles una comunidad para que crezcan y su fe se haga adulta, es como engendrar hijos biológicos y dejarlos por ahí, sin darles una familia”. “Si predicas y no cuidas a la gente que responde, no evangelizas”, insiste. 

Fonseca, doctor en Historia, especializado en Historia de la Iglesia, durante unos años, en su trato con jóvenes y alumnos, se encontró con unos 50 chicos y chicas que se convertían, empezaban un trato real con Jesucristo pero… ¿quién les cuidaría, les atendería, tomaría cafés con ellos, les escucharía las penas, les daría un hombro para llorar y un rato para rezar juntos? Se vio empujado a crear una comunidad, Fe y Vida, con el apoyo de su obispo… y la reticencia, aún hoy, de mucho clero y cargos diocesanos. 

¿Qué es una comunidad?
Josué perfila lo que es una comunidad católica: un grupo de cristianos que tienen una cantidad suficiente de miembros, que predica la conversión, comparte la oración, se congrega en la Eucaristía, se basa en la Palabra de Dios (recomienda leer la Biblia cada día), transmite la fe y forma cristianos que van madurando. Está unida a su obispo y tiene también una dimensión social, encarnada, de construcción del Reino de Dios.

¿Por qué no arraigan las comunidades en España?
El único sistema de comunidades católicas con arraigo fuerte en España es el Camino Neocatecumenal. Hasta el momento, todos los otros formatos de comunidad evangelizadora que se han dado con fuerza en Estados Unidos o en Francia, no han conseguido arraigar casi en la piel de toro. ¿Por qué? Josué Fonseca ha pensado en ello durante años y trata de explicarlo.

“Cierto espacio sociológico ya lo ocupaban dos realizades grandes, como el Opus Dei y el Camino Neocatecumenal. Además, las comunidades evangelizadoras y de vida suelen nacer y fundamentarse (aunque no siempre) en la Renovación Carismática, pero la Renovación en España no ha querido apoyar la creación de comunidades. Por otra parte, en otros países la familia está muy atomizada, pero en España aún funciona la familia y la familia extensa, que cumplen cierta función de comunidad. Y aquí hay poca conciencia comunitaria, al contrario que en Estados Unidos: allí, hasta un partido de futbol de instituto mueve más público que partidos de primera división en España. A esto hay que añadir que algunas plataformas internacionales de comunidades son muy exigentes, lo que dificulta su crecimiento. Por último, muchos curas y cargos diocesanos no se interesan por ello o desincentivan la vida comunitaria. Crear una comunidad o servir en ella puede puntuar en tu contra en tu curriculum diocesano”, enumera el fundador de Fe y Vida

¿Significa esto que las comunidades no son una respuesta para España? No: para Josué y el ENE, significa que hay que esforzarse más y apoyar más la creación de comunidades, porque en ellas crece la fe y la fraternidad.

“Un Plan Marshall para crear comunidades”
"Necesitamos un Plan Marshall para crear nuevas comunidades”, propone Josué Fonseca. “Crear una comunidad pequeña, sencilla, no es tan difícil. Los católicos podríamos encontrar una metodología para crear nuevas comunidades allí donde surgen nuevos cristianos, los que han hecho un Curso Alpha o algo similar y se han encontrado con Dios. Podría ser un plan o un servicio dedicado a crear comunidades con gente que ya ha recibido el kerigma”.

¿Y la Conferencia Episcopal? 
¿Hay rastros de este Plan Marshall creador de comunidades en el nuevo Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal? Más bien pocos. 

El obispo Novell, como siempre, se muestra franco ante los congresistas: “Al debatir el nuevo plan pastoral los obispos hablamos de Nueva Evangelización y en el documento se incluyeron algunas declaraciones. Pero, al final, como me dijo un compañero, con toda la razón, lo que ha salido no es un Plan Pastoral de Nueva Evangelización. Es un Plan Pastoral que ya teníamos pensado antes, con otros temas, y al que luego le hemos puesto en el título Nueva Evangelización” 

¿Cuál sería el itinerario a seguir, entonces, según el obispo Novell?

"La Iglesia del futuro pasa por estas etapas: primero, evangelizar y llegar a los alejados o tibios; segundo, crear comunidades vivas para ellos, porque tras anuncio en la calle, incluso con signos, la persona se pierde fácilmente si no entra en comunidad; tercero, que haya santos. Como ha dicho Tote Barrera, el Señor bendice personas, no proyectos”, explica el obispo más joven de España. 

“Los evangélicos planifican mejor”
A la hora de planificar el crecimiento eclesial, Josué señala fuertes carencias en el catolicismo actual. 

“Nuestros hermanos evangélicos nos llevan una enorme ventaja en planificación pastoral y en la evangelización usando el arte, la música y las nuevas tecnologías. Cuando lees libros como "Planting growing churches", de Aubrey Malphurs, piensas: "esta gente juega en otra liga". Nunca vi nada similar. Usa lo mejor del mundo de la empresa, de la sociología y los carismas. Los manuales católicos de pastoral, hoy por hoy, no saben nada de esto”, lamenta Josué. 

¡Recuperemos el diezmo!
En cuanto a evangelizar con el arte o la música o la cultura, Josué es radical: “no tendremos nada de eso mientras no se profesionalice, mientras no haya liberados para eso, y no funcionará mientras los católicos no paguemos un diezmo, como hacemos en mi comunidad y otras, y no habrá diezmos mientras no haya comunidades, así que es una pescadilla que se muerde la cola”.

“En Estados Unidos, que es donde hay que mirar para ver las tendencias de Occidente, cada parroquia católica tiene al menos 3 o 4 liberados, incluyendo un responsable de jóvenes. El diezmo es una costumbre que hay que volver a implementar en España pero no convencerás a la gente hasta que esté evangelizada y convertida. El diezmo es una antigua práctica católica, con base bíblica y teológica, que haría libre a la Iglesia de muchos condicionantes y liberaría laicos para la evangelización”.

Pero incluso si hubiese (que no hay) mucho dinero volcado en evangelizar por Internet, con videos o gráficos, al final la clave es el trato personal, adelanta Miguel Horacio. "Internet ayuda a iniciar conversaciones y a dar información, pero enseguida requiere el trato personal si queremos que sea eficaz para evangelizar. La vida on-line ha de atarse a la vida off-line”, advierte.

Democratizar el orar por los enfermos
En ese trato personal, por ejemplo, está el deber de rezar por los enfermos, especialmente por los cercanos, los que conocemos. "Jesús pide a todos sus discípulos, no solo a los apóstoles, que oren por los enfermos y los sanen, incluso antes de Pentecostés. Es voluntad de Dios que lo hagamos todos, no sólo personas especiales con carismas de sanación o lugares o santuarios concretos”, señala Miguel Horacio. Para dar ejemplo, el predicador dominicano dirigió una oración entre los congresistas en los que unos rezaron por otros. Al día siguiente hubo varios testimonios de asistentes curados de dolores de muchos años de articulaciones y de otras dolencias. 

“La gente no reza por sus enfermos, algo que antes sí se hacía, porque le han cambiado la cosmovisión”, explica Miguel Horacio. 

No a rellenar huecos parroquiales
La nueva situación en el Occidente opulento se define con varios síntomas: secularización, crisis de valores, crisis cultural, cambio tecnológico, dificultad para el lenguaje eclesial... “Los conceptos y argumentos no funcionan hoy, sólo la emoción y la sensación: hay que aceptarlo”, sentencia Josué. 

Y mientras tanto, cambiar el enfoque dentro de la Iglesia. El obispo Dominique Rey hablaba de que el pastor ha de discernir el lugar y los dones y el llamado de las personas que cuida y ponerlo a dar frutos en ese ámbito, no colocarlo a rellenar cualquier hueco de la catequesis o Cáritas. Y el obispo Novell está de acuerdo: está dispuesto a reducir las clases de catequesis infantil para que sus catequistas, en cambio, dediquen tiempo a formarse para evangelizar a los padres, empezando por tener su propia experiencia de Dios.

Es distinto poner a alguien a hacer cosas en la parroquia o la diócesis que acompañar a esa persona en aquello que el Señor le pide. Es lícito dar un empujoncito cuando ves clara la voluntad de Dios en alguien: ¡Dios te quiere en el seminario, entra, hombre!, puedes decirle. Pero la clave está en acompañar a la persona, con respeto, en su camino”, señala Novell. 

Y para acompañar hacen falta acompañantes maduros y cercanos. Muchos. Y eso implica generar cristianos adultos, a la vez fervorosos y fiables. La mayoría deberán ser laicos que se conocen y quieren y apoyan: es decir, gente unida en comunidades, el gran leit-motiv del encuentro. 

________________
http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=23925

lunes, 23 de julio de 2012

¿QUIÉN EVANGELIZA AL EVANGELIZADOR?



¿QUIÉN EVANGELIZA AL EVANGELIZADOR?


Últimamente la Nueva Evangelización se ha convertido en la coletilla que se pone en la Iglesia para apostillar todas las actividades, coloquios, conferencias y demás cosas que se hacen en ella.
Seguro que no soy el único que tiene activada una alerta Google de esas que hacen que llegue a tu correo todo lo que se escribe acerca de un tema, unas palabras, o una persona. Mi alerta se llama Nueva Evangelización, y todos los días me llegan varias noticias publicadas en la red utilizando la expresión.
Pero en este tema, como en casi todos en la vida, no hay atajos fáciles y del dicho al hecho hay más que un trecho. No por hablar a todas horas de Nueva Evangelización se está llevando a cabo la misma, por más que suene por todas partes.
De hecho deberíamos fijarnos en si se dan las condiciones que permiten una Nueva Evangelización en la Iglesia, antes de lanzarnos a utilizar métodos o entablar cruzadas evangelizadoras, pues corremos el riesgo de hacer un anuncio vacío, carente de contenido genuino.
Los lineamenta recuerdan que para ser evangelizador, primero hace falta ser discípulo y aquí es donde nos encontramos con el primer criterio de discernimiento para ver si es posible una Nueva Evangelización.
En otras palabras, si el evangelizador no está evangelizado, ¿qué anuncio cristiano se puede esperar de él?
Durante muchos años en la Iglesia nos hemos centrado en una pastoral sacramental y de mantenimiento, siguiendo el mandato del Señor “Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado.” (Mt 28,19)
Como decía un cura canadiense amigo mío, en la Iglesia hemos bautizado a todo lo que se mueve, y hemos enseñado a guardar los preceptos de la ley de Dios, pero se nos ha olvidado el tema de hacer discípulos.
No es lo mismo bautizar a una persona, que hacerla discípulo de Jesucristo.
De hecho uno de los grandes “agujeros pastorales” de la Iglesia de nuestros días es que hay una imperante necesidad de evangelizar a los bautizados.
Y el problema no está sólo en la grey, en el pueblo, pues muchas veces los llamados a educar y enseñar también carecen de esa experiencia básica y fundante de conversión, sin la cual hablar de un discipulado es ilusorio.
Cuanto más trabajo en el primer anuncio proponiéndolo a parroquias y comunidades, más me pregunto si acaso no estaremos frustrando de entrada este anuncio pues la pregunta consecuente a esta primera proclamación es ¿y ahora qué hago con la gente?
La respuesta es sencilla, hay que hacer de ellos discípulos de Jesucristo.
Ahora bien, nuestras parroquias no están diseñadas para hacer discípulos, sino para mantener cristianos que se supone que ya son discípulos.
Pero no es así. Cualquiera que mire a su alrededor en una misa de domingo se puede dar cuenta de esto. La sensación es que las parroquias tienen un exiguo número de gente que vive su fe de una manera activa, y un gran número de parroquianos que vienen a consumir lo que la parroquia les da.
Y la oferta se limita a la misa dominical, alguna charla de formación interesante y un sinfín de actividades que en última instancia no hacen crecer a la gente, sino que mantienen las cosas en el estado que están.
Por eso en el fondo las parroquias están desestructuradas, no tienen grupos de vida que las conformen, ni un laicado pujante, ni sacerdotes lo suficientemente descargados para hacer de sacerdotes y no de hombre orquesta.
La autocrítica y el examen que piden los lineamenta pasan por hacernos conscientes del modelo de Iglesia que tenemos, y las fuerzas con las que contamos.
Si el presupuesto de la Nueva Evangelización es que haya evangelizadores, lo primero que tendremos que preguntarnos es si estos tienen la capacitación adecuada para anunciar a Jesucristo.
Esta capacitación pasa por ser discípulos, y eso se aprende en comunidad, a los pies del maestro y conlleva un esfuerzo diferente al que estamos acostumbrados, que tiene más que ver con crear verdaderas comunidades que con hacer a todo el mundo muy santo en su vida individual.
Sólo entonces estaremos en condiciones de lanzarnos al primer anuncio.
 Lo contrario es truncarlo de entrada, porque nadie da lo que no tiene, y aunque Dios haga milagros y supla nuestras deficiencias, si después vamos a ofrecer a los convertidos más de lo mismo, una iglesia que no hace discípulos, al final habremos perdido el tiempo y la oportunidad de una verdadera renovación.
José Alberto Barrera Marchessi.




martes, 17 de julio de 2012

DIÁLOGO ENTRE DOS BEBES

Diálogo entre 2 bebés dentro del vientre materno




En el vientre de una mujer embarazada estaban dos hermanitos conversando cuando una le preguntó al otro:

- ¿Crees en la vida después del nacimiento?...

La respuesta fue inmediata:

- Claro que sí. Algo tiene que haber después del nacimiento. Tal vez estemos aquí porque precisamos prepararnos para lo que seremos más tarde.

- Bobadas, ¡no hay vida después del nacimiento! ¿Cómo sería esa vida?...

- No lo sé exactamente, pero ciertamente habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y comamos con la boca...
 



- ¡Eso es un absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer con la boca? Es totalmente ridículo! El cordón umbilical es lo que nos alimenta. La vida después del nacimiento es una hipótesis excluida, el cordón umbilical es muy corto.

- En verdad, creo que ciertamente habrá algo. Tal vez sea bastante diferente a lo que estamos habituados a tener aquí.

- Pero nadie vino de allá, nadie volvió después del nacimiento. El parto termina con la vida. Vida que es nada más que esta absoluta oscuridad.

- Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del nacimiento, pero, con certeza, veremos a mamá y ella cuidará de nosotros.

-¿Mamá?... ¿Tú crees en mamá?... ¿Y dónde supuestamente estaría ella?..

- ¿Dónde?... ¡En todo alrededor nuestro! … a través de ella vivimos. Sin ella todo esto no existiría.

- ¡Yo no creo! nunca vi ninguna mamá, lo que comprueba que mamá no existe.

- Bueno… es cierto que no la hemos visto nunca, pero, a veces, cuando estamos en silencio, puedes oírla cantando, o sientes cómo ella acaricia nuestro mundo. ¿Sabes qué? Pienso que la vida real es la que nos espera y que ahora, estamos preparándonos para ella.
















Emilio Alegre del Rey La muerte es el nacimiento al Cielo. Por eso celebramos el día de cada santo en el día de su muerte, porque los cristianos sabemos que es el de su nacimiento al Cielo. Fijaos en el cuadro del Entierro del Conde de Orgaz (el Greco): un ángel ayuda a su alma a pasar por un canal de parto, como si esta vida fuese un útero del que, con la muerte, somos dados a luz para el Cielo. http://images.search.yahoo.com/images/view;_ylt=A0PDoKovjgBQmhYAcM.JzbkF;_ylu=X3oDMTBlMTQ4cGxyBHNlYwNzcgRzbGsDaW1n?back=http%3A%2F%2Fimages.search.yahoo.com%2Fsearch%2Fimages%3Fp%3DEntiero%2Bdel%2BConde%2Bde%2Borgaz%26fr%3Dmoz35%26fr2%3Dpiv-web%26tab%3Dorganic%26ri%3D5&w=612&h=774&imgurl=2.bp.blogspot.com%2F_Y_VW1n5Z54A%2FS54hVmqjBmI%2FAAAAAAAACI8%2FLzOgyPgAc9A%2Fs1600%2FEl-Greco-El-entierro-del-conde-Orgaz.JPG&rurl=http%3A%2F%2Fbenartre.blogspot.com%2F2011%2F03%2Fel-entierro-del-conde-de-orgaz-del.html&size=132.3+KB&name=BENARTE%3A+Comentario+sobre+El+entierro+del+Conde+de+Orgaz+del+Greco&p=Entiero+del+Conde+de+orgaz&oid=f6bfa10a934e49f7eec8b61837635e04&fr2=piv-web&fr=moz35&rw=entierro+del+Conde+de+orgaz&tt=BENARTE%253A%2BComentario%2Bsobre%2BEl%2Bentierro%2Bdel%2BConde%2Bde%2BOrgaz%2Bdel%2BGreco&b=0&ni=21&no=5&ts&tab=organic&sigr=12ckjkegq&sigb=13fa7akc7&sigi=13hb26ksk&.crumb=QSNuysevfPy

sábado, 14 de julio de 2012

CON BASTÓN Y SIN ALFORJA

Con bastón y sin alforja
  

Cristo envía a los apóstoles de dos en dos. Así por el amor que os tengáis reconocerán que sois mis discípulos. Amando al otro el Señor se manifiesta. Escogidos de la vida ordinaria y enviados en un camino nuevo para ellos, como en el caso del antiguo profeta Amós. “El Señor me sacó de junto al rebaño y me dijo: ve y profetiza a mi pueblo de Israel”. 


No solamente los llamados por la gracia de la vocación religiosa o sacerdotal son los que tienen que dar testimonio y evangelizar con el sacrifico de sus vidas. Todos los cristianos estamos llamados, por el bautismo, a dar testimonio de Cristo, a ser sus apóstoles. 



Y ¿cómo podemos ser apóstoles de Cristo en nuestra familia, en nuestro ambiente, con nuestras amistades, en nuestro descanso, en nuestro entorno…? Él establece las condiciones que debemos tener todos los evangelizadores: “llevar para el camino un bastón y nada más, pero ni pan ni alforja, ni dinero suelto en la faja… ¿Qué nos quiere decir Cristo con estas palabras en el evangelio de Marcos de este domingo? Que debemos tener un desprendimiento total de nosotros mismos, de nuestros intereses personales, de nuestros egoísmos, para que sea la gracia, “que recapitula en Cristo todas las cosas del cielo y de la tierra”, la única que actúe en nosotros y en nuestro prójimo. Sólo así podremos estar contentos porque el Padre nos bendice en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales. Sólo así podremos dar testimonio de Cristo. Sólo así confiaremos totalmente en la Palabra de Cristo, y no en supuestas estrategias, sabidurías o revelaciones, pues el Padre ha dicho todo en su Hijo, … porque lo que hablaba antes en parte a los profetas ya lo ha hablado en Él todo, dándonos al Todo, que es su Hijo. Por lo cual, el que ahora quisiese preguntar a Dios, o querer alguna visión o revelación, no sólo haría una necedad, sino haría agravio a Dios, por no poner los ojos totalmente en Cristo, sin querer ninguna otra cosa o novedad (S. Juan de la Cruz, Canc. 2, 22). 
¿Y el bastón? Es la misericordia que da, sentido y apoyo a todo esfuerzo y sacrificio, ahí encontramos a María nuestra Madre, a nuestro lado, siempre.

Cordialmente,
P. Dr. Luis Sánchez Francisco, M. Id
p.universitaria@obispadocadiz.org
tel.             956 807018       ext 1188
luis.sanchez.francisco@gmail.com
tel. 603.574.773

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/