En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Lo que el Papa Francisco espera de los catequistas



Lo que el Papa Francisco espera de los catequistas: 
- identidad
- volver a partir de Cristo
- amor
-  fidelidad 
- alerta
( por Jesús de las Heras Muela, director del semanario ECCLESIA y de ECCLESIA DIGITAL)

A luz de sus dos espléndidas intervenciones, he aquí las claves, de lo que el Papa Francisco espera de los catequistas, una aportación todavía más precisa y preciosa al comenzar también un nuevo curso catequético.

1.- La identidad

El primado, lo primero es ser catequistas, no solo trabajar como catequistas. Ser catequista es una vocación y un servicio. Ser catequista significa dar testimonio de la fe; ser coherente con la propia vida.

Catequista es que custodia y alimenta la memoria de Dios; la custodia en sí mismo y sabe despertarla en los demás. El catequista es precisamente un cristiano que pone esta memoria al servicio del anuncio; no para exhibirse, no para hablar de sí mismo, sino para hablar de Dios, de su amor y su fidelidad. Hablar y transmitir todo aquello que Dios ha revelado.

El catequista, pues, es un cristiano que lleva consigo la memoria de Dios, se deja guiar por la memoria de Dios en toda su vida, y la sabe despertar en el corazón de los otros. Esto requiere esfuerzo. Compromete toda la vida.

El catequista es un hombre de la memoria de Dios si tiene una relación constante y vital con él y con el prójimo; si es hombre de fe, que se fía verdaderamente de Dios y pone en él su seguridad; si es hombre de caridad, de amor, que ve a todos como hermanos; si es hombre de paciencia y perseverancia, que sabe hacer frente a las dificultades, las pruebas y los fracasos, con serenidad y esperanza en el Señor; si es hombre amable, capaz de comprensión y misericordia.

2.- Volver a partir desde Cristo en un doble movimiento: ser discípulo y después misionero

Esto significa, en primer lugar, tener familiaridad con Él. ¡Permanecer en Jesús! Solo así el catequista dará fruto. ¡Dejarse mirar por el Señor! Después, volver a partir de Cristo significa también imitarlo en el salir de sí mismo e ir al encuentro del otro. El corazón del catequista vive siempre este movimiento de “sístole – diástole”: unión con Jesús-encuentro con el otro. Son las dos cosas: yo me uno a Jesús y salgo al encuentro con los demás. Si falta uno de estos dos movimientos el corazón no late más, no puede vivir.

Asimismo, volver a partir de Cristo significa no tener miedo de ir con Él a las periferias. Si un cristiano sale por las calles en las periferias, puede tener, sí, un accidente… Tantas veces hemos visto accidentes… Pero –dice el Papa- “¡prefiero mil veces una iglesia accidentada y no una iglesia enferma! ¡Una iglesia, un catequista que tenga el valor de arriesgar para salir y no un catequista que sabe todo, pero cerrado siempre y enfermo!”.

3.- Amor, fidelidad, alerta

“Ser” catequistas requiere amor, amor a Cristo cada vez más fuerte, amor a su pueblo santo. El catequista debe amor a Jesucristo y a su Iglesia. Debe amar, pues, a sus catequizandos.

El catequista ha de vivir y mostrar la doctrina cristiana en su totalidad. Sin quitar ni agregar.

Y por ello el catequista ha de evitar y alertar del riesgo de apoltronarse, de la comodidad, de la mundanidad en la vida y en el corazón, de concentrarnos en nuestro bienestar, en su propio yo y en nuestro propio grupo

No hay comentarios:

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/