En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

lunes, 5 de agosto de 2013

Sugerencias para vivir bien la 43ª Semana del Año de la Fe: 5-11 agosto 2013

Sugerencias para vivir bien la 43ª Semana del Año de la Fe: 5-11 agosto 2013


Porta Fidei

Por la fe, los mártires entregaron su vida como testimonio de la verdad del Evangelio, que los había trasformado y hecho capaces de llegar hasta el mayor don del amor con el perdón de sus perseguidores.
Los mártires han sabido comprender la Verdad. Por eso han sido capaces de dar la vida por ella. Tenemos que lavar una y otra vez nuestra mente con las palabras del Evangelio, para que, como a los mártires, nos transforme eficaz y realmente en nuestro interior. Sólo así podremos adquirir un amor tan grande como el de los mártires, que les impulsó a dar la vida por Cristo y, además, compadeciéndose de quienes les procuraban la muerte injustamente, pidiendo misericordia para ellos y perdonándoles.

Lectura

“Los sacramentos de la iniciación cristiana: Bautismo y Confirmación”. Párrafos 1210-1321 del Catecismo de la Iglesia Católica(segunda parte, segunda sección, capítulo primero, artículos 1-2).

La fe de los santos

Santa Paula Isabel Cerioli sufrió grandes pruebas de fe cuando quedó viuda a los 38 años, habiendo perdido también a sus cuatro hijos, pero el Señor la hizo madre de otros muchos hijos. Aquí puedes leer su biografía y la homilía de Juan Pablo II en sucanonización.

Jaculatoria

"Jesús mío, ayúdame a esparcir tu fragancia dondequiera que yo vaya" (Beato John Henry Newman)

Petición

Por los pobres y por todos los que sufren la carencia de lo necesario, tanto a nivel material como a nivel afectivo, psicológico, moral y espiritual, para que descubran en Cristo su única riqueza y encuentren en él la fortaleza y la esperanza. Pedimos, al mismo tiempo, para que el Señor mueva los corazones de otras personas para socorrerlos.

Propósito

Juan Pablo II, en una visita al campo de concentración de Auschwitz, recordó a San Maximiliano Kolbe con estas palabras: "Maximiliano Kolbe hizo como Jesús, no sufrió la muerte sino que donó la vida". Intentemos vivir desde esta perspectiva durante la semana. No sólo ser capaces de soportar el mal, sino adelantarnos a hacer el bien y a entregarle todo de antemano al Señor.

Para meditar

Te proponemos algunos textos que pueden ayudarte a meditar sobre la fe esta semana.
Antiguo Testamento: Sab. 10, 1-14 "La sabiduría libró de las penas a los que la servían"

Salmos: Sal. 14 [13] “Se inclina Dios desde los cielos hacia los hijos de los hombres para ver si hay alguno que busque a Dios”
Evangelio: Jn. 2, 1-11 “Haced lo que él os diga”
Epístolas: II Tim. 3, 10-17 "Tú permanece en lo que has aprendido y te ha sido confiado"
Catecismo de la Iglesia Católica: 

Párrafos 1122-1126
1122 Cristo envió a sus Apóstoles para que, "en su Nombre, proclamasen a todas las naciones la conversión para el perdón de los pecados" (Lc 24,47). "Haced discípulos de todas las naciones,  bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" (Mt 28,19). La misión de bautizar, por tanto la misión sacramental, está implicada en la misión de evangelizar, porque el sacramento es preparado por la Palabra de Dios y por la fe que es consentimiento a esta Palabra:
"El pueblo de Dios se reúne, sobre todo, por la palabra de Dios vivo [...] Necesita la predicación de la palabra para el ministerio mismo de los sacramentos. En efecto, son sacramentos de la fe que nace y se alimenta de la palabra" (PO 4).
1123 "Los sacramentos están ordenados a la santificación de los hombres, a la edificación del Cuerpo de Cristo y, en definitiva, a dar culto a Dios, pero, como signos, también tienen un fin instructivo. No sólo suponen la fe, también la fortalecen, la alimentan y la expresan con palabras y acciones; por se llaman sacramentos de la fe" (SC 59).
1124 La fe de la Iglesia es anterior a la fe del fiel, el cual es invitado a adherirse a ella. Cuando la Iglesia celebra los sacramentos confiesa la fe recibida de los apóstoles, de ahí el antiguo adagio: Lex orandi, lex credendi (o: Legem credendi lex statuat supplicandi). "La ley de la oración determine la ley de la fe" (Indiculus, c. 8: DS 246), según Próspero de Aquitania, (siglo V). La ley de la oración es la ley de la fe. La Iglesia cree como ora. La liturgia es un elemento constitutivo de la Tradición santa y viva (cf. DV 8).
1125 Por eso ningún rito sacramental puede ser modificado o manipulado a voluntad del ministro o de la comunidad. Incluso la suprema autoridad de la Iglesia no puede cambiar la liturgia a su arbitrio, sino solamente en virtud del servicio de la fe y en el respeto religioso al misterio de la liturgia.
1126 Por otra parte, puesto que los sacramentos expresan y desarrollan la comunión de fe en la Iglesia, la lex orandi es uno de los criterios esenciales del diálogo que intenta restaurar la unidad de los cristianos (cf UR 2 y 15).

Concilio Vaticano II: 

Dei Verbum - Párrafo 21
La Iglesia ha venerado siempre las Sagradas Escrituras al igual que el mismo Cuerpo del Señor, no dejando de tomar de la mesa y de distribuir a los fieles el pan de vida, tanto de la palabra de Dios como del Cuerpo de Cristo, sobre todo en la Sagrada Liturgia. Siempre las ha considerado y considera, juntamente con la Sagrada Tradición, como la regla suprema de su fe, puesto que, inspiradas por Dios y escritas de una vez para siempre, comunican inmutablemente la palabra del mismo Dios, y hacen resonar la voz del Espíritu Santo en las palabras de los Profetas y de los Apóstoles.
Es necesario, por consiguiente, que toda la predicación eclesiástica, como la misma religión cristiana, se nutra de la Sagrada Escritura, y se rija por ella. Porque en los sagrados libros el Padre que está en los cielos se dirige con amor a sus hijos y habla con ellos; y es tanta la eficacia que radica en la palabra de Dios, que es, en verdad, apoyo y vigor de la Iglesia, y fortaleza de la fe para sus hijos, alimento del alma, fuente pura y perenne de la vida espiritual. Muy a propósito se aplican a la Sagrada Escritura estas palabras: "Pues la palabra de Dios es viva y eficaz", "que puede edificar y dar la herencia a todos los que han sido santificados".


Lumen Fidei: Carta Encíclica del Sumo Pontífice Francisco sobre la fe, aquí.


Enlaces

Sigue las noticias, eventos, discursos y documentos del Año de la Fe:
Web oficial de la Santa Sede: www.annusfidei.va
Web dedicada al Año de la Fe en Hogar de la Madre: http://www.hogardelamadre.net/es/vida-espiritual/annus-fidei

No hay comentarios:

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/