En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

jueves, 18 de julio de 2013

UN CURSO PARA NO OLVIDAR

EMAÚS NO ES UN GRUPO, ES UN INSTRUMENTO DE NUEVA EVANGELIZACIÓN

Hemos vivido un año especial porque nos hemos dejado llevar por el Espíritu Santo y por eso, precisamente por eso, hemos sido más libres que nunca.

Nuestro grupo San José del Movimiento Familiar Cristiano se ha visto también zarandeado por el impulso del Espíritu Santo y como consecuencia ha crecido en extensión y en profundidad. Fruto de este impulso nos hemos comprometido personalmente, como matrimonio y como grupo en una tarea común por medio de un nuevo método o instrumento de evangelización de alejados: Proyecto Emaús.
Nuestro desarrollo y crecimiento espiritual y el del grupo San José del MFC han ido en armonía e inseparablemente unidos.

¿Cuáles han sido las claves de esta experiencia maravillosa que hemos vivido?
Tal vez sean más, os expongo las claves que me parece que han hecho posible el milagro y os animo a que aportéis vuestras impresiones y comentarios.

1-      Centralidad de Cristo. La JMJ celebrada en Madrid, los previos Días en Diócesis, las familias de acogida de peregrinos extranjeros, … nos metió de lleno en algo más que un lema: “Arraigados en Cristo, firmes en la Fe”. Así le cogimos de la mano y ya no quisimos soltarla nunca. Arraigó también un deseo fuerte de conocerle, de seguirle, de amarle, de servirle. El incipiente (siempre estaremos en los inicios) contacto y conocimiento de Jesucristo nos llevó al deseo de presentárselo a nuestros amigos y compañeros para que también vivieran esta experiencia de encuentro real con Jesucristo vivo y presente entre nosotros.

2-      El Espíritu Santo ha tenido un gran protagonismo. Ha sido explícito y generoso con cada uno de nosotros y con nuestro grupo. Aún sin ser conscientes de ello nos ha ido guiando, poco a poco, nos ha ido infundiendo “las ansias redentoras del Corazón de Cristo”. Nos ha ido infundiendo inquietudes, deseos, ilusiones, esperanzas, … El Espíritu Santo nos ha concedido la gracia de dejarnos guiar por Él.

3-      Hemos recibido la ayuda y orientación de la Iglesia y hemos sido fieles a ella. Una de las clarísimas ideas que José y Gema tuvieron cuando recibieron el regalo del Proyecto Emaús  fue que “no harían nada sin el conocimiento y autorización de la Iglesia, en concreto del Sr. Obispo”. ¡Qué acierto!, porque la aprobación de la Iglesia es garantía para cualquier nueva iniciativa de evangelización. Esta sumisión creativa a la orientación de la Iglesia has repercutido en los frutos que el Proyecto Emáus nos ha proporcionado tanto a nivel personal como a nuestro grupo San José del MFC. Esta orientación de la Iglesia se ha materializado también en el apoyo recibido primero del P. Andrés Drouet así como del P. Carlos Ruiz después. Creo que todos somos conscientes del bien que está suponiendo la orientación y el acompañamiento del P. Carlos, instrumento clave y facilitador de esta experiencia que hemos vivido. Nuestro agradecimiento, fidelidad y sumisión a Cristo, es agradecimiento, fidelidad y sumisión a la Iglesia. Paradójicamente es lo que más libres nos ha hecho.

4-      Comunidad unida y tarea común. Nuestro grupo San José del Movimiento Familiar Cristiano ha caminado unido, hemos rezado juntos, nos hemos formado juntos  y nos hemos comprometido juntos. Hemos tenido experiencia de restiro espiritual verdaderamente espectaculares. Las reuniones han sido tan gratificantes que todos estábamos esperando que llegara la próxima reunión para volvernos a ver. De hecho durante estos días de verano da la impresión de que falta algo. Pero tal vez lo que más nos ha unido ha sido tener una tarea evangelizadora común. Emáus ha sido un verdadero regalo de Dios para cada uno de nosotros y para el grupo como tal. Nos ha hecho dóciles al Espíritu y por eso abiertos a sus sorpresas y más libre. Este modelo de grupo abierto y acogedor que reza, se forma y se compromete juntos ha sido fecundo para la mayor gloria de Dios. El grupo San José del MFC ha crecido en profundidad y en extensión con nuevas incorporaciones que han enriquecido al grupo y nos han aportado mucho a todos. El grupo ha sido acogedor, a nadie se le ha puesto condiciones, ni se le ha pedido “pertenecer a un grupo”, sino que se han sabido y sentido invitados a rezar, a formarse y a comprometerse juntos, en comunidad. Es curioso que cuando el objetivo no es “tener muchos socios”, sino dar a conocer a Jesucristo que con su gracia nos transforma y guía, se incorporan  más y más personas al gupo, a la comunidad.

La Nueva Evangelización nos pide repetir el próximo curso lo que ha sido fecundo y seguir abiertos a las nuevas sorpresas del Espíritu Santo que nos volverá a invitar para una misión: “Id y haced discípulos en todas las naciones”.

Antonio Manuel Sánchez Sánchez

No hay comentarios:

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/