En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

viernes, 28 de septiembre de 2012

FORMAR AL FORMADOR


Os comparto respuesta que le dirigí a un buen amigo que me envío un proyecto a poner en práctica en los colegios de una institución que quiere reforzar su identidad católica.
_______________________________________________

Querido amigo...., me encanta la programación que has hecho con todo lujo de detalles. Este proyecto lleva horas de preparación y se nota que está sacado también de la experiencia porque es práctico y concreto. Pero si es acertada la programación lo que de verdad es admirable es tu constancia, tus anhelos de hacer el bien en la enseñanza, tu sacrificado empeño en hacer un servicio a la Iglesia desde esa institución.

No creas, querido hermano, que esto es peloteo o admiración por la amistad que nos une. No, no es adulación, es la base que construirá una acción eficaz. Trato de explicarme aunque reconozco que estoy un poco espeso en las expresiones.

Las programaciones y proyectos pueden ser muy buenos, adecuados y técnicamente intachables. Es más, hasta una máquina bien programada podría muy bien elaborarlos. Sin embargo podrán ser una realidad si cuentas con las personas adecuadas para ello. Primera reflexión y aportación que te hago: primero y principal es la persona o personas que rezan, piensan, reflexionan diseñan esa planificación y la ponen en práctica. No son los planes sino las personas las que hacen fecunda una acción. Si ya tienes las personas adecuadas, felicidades. En caso contrario tu primera acción será formarlas; es decir incluye en el proyecto acciones dirigidas al "diseñador", "forma al formador".Las personas en primer lugar.

Si aceptamos que la persona es el recurso más importante para poner en práctica todo ese plan, debemos preguntarnos: ¿qué tipo de persona necesitas?. No es suficiente gente bien preparada, llena de medallas y títulos, adornadas de unos valores humanos y de unas capacidades intelectuales admirables: incluso "buenas personas". ¡Qué miedo me dan si no están llenos de Dios!, si no están "entusiasmadas". sólo te podrán ofrecer eso, además de los defectos que todos tenemos. Si quieres tener éxito rodeate de gente "entusiasmada", llena de Dios aunque te ofrezcan sus manos vacías. ¿Sabes por qué?, porque esta gente no se fía de sus cualidades, esta gente se abandona en Dios, se llena de Dios para que Dios actúe en ellos y a través de ellos. Así tendrás nada mas y nada menos que a Dios sustentando "tu" obra, "tu" programación, llenando las manos vacía de tus colaboradores. Las personas llenas de Dios en primer lugar. Primacía de la Vida interior. Permite que Dios forme al formador. Entonces ya no será tu obra, sino la de Dios en tí.

Por eso te propongo que programes acciones dirigidas a los colaboradores de tu proyecto para que inicien o profundicen su relación personal con Jesucristo a través de la oración personal. Ya sabes, actividades que facilitan un encuentro real y personal con Jesucristo. No te hablo de reflexiones intelectuales sobre..., no, me refiero a esos lugares privilegiados donde Él ha querido permanecer presente de una manera real: Eucaristía, Confesión,... Y ayudado con la oración personal, con Ejercicios Espirituales, Retiros, ...es decir, todo lo que facilite ese encuentro que transforma y da sentido a la vida y a todo lo que hacemos. Personas que más que tratar de imitar con su comportamiento las actitudes y los mensajes de Jesús, dejan que Él entre en sus vidas a lo san Pablo: "ya no soy yo, sino Cristo quien vive en mí". Ya no soy yo (con mis cualidades, títulos y conocimientos), sino Cristo quien quiere darse a conocer a todos y cada uno de los destinatarios de tu proyecto. 

Ahora ya estamos preparados para tener claros los objetivos. Primero y principal: toda acción de un colegio católico ha de ir dirigida a facilitar el encuentro del alumno con Cristo. Se trata de presentarles  a un Amigo, el resto lo hará Él. Esta es base y sobre este cimiento se irá construyendo todo el edificio de la educación católica.

Antonio Manuel Sánchez Sánchez

No hay comentarios:

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/