En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

jueves, 31 de octubre de 2013

ESCUELA DE EVANGELIZADORES - MIS IMPRESIONES


La primera sesión de la Escuela de Evangelizadores por la que ha apostado decididamente la Iglesia en Cádiz y Ceuta ha sido espectacular. Hemos vivido en un ambiente que sólo puede tener una explicación sobrenatural, que sólo puede ser creado por el Señor y dador de vida. El Espíritu Santo ha actuado a sus anchas y nosotros nos hemos dejado inundar y hemos respirado bajo las aguas el oxigeno que sólo Él sabe regalar: “las ansias redentoras del Corazón de Cristo para que ofrezcamos de veras nuestras personas y obras en unión con Él por la redención del mundo”. El Espíritu Santo hace su obra renovadora en nosotros.

¿Y qué fue lo mejor? La Eucaristía de comienzo fue algo especial y la mejor manera de empezar esta escuela que afortunadamente no se reduce a un catálogo de charlas, porque “la vida no se puede reducir a un temario”. Evangelizar es transmitir vida y la Eucaristía es la fuente de la vida. Con la Eucaristía al principio estamos reconociendo que no serán nuestras presuntas cualidades, ni nuestra edad o nuestros títulos, ni los aprendizajes de métodos y estrategia de evangelización las que nos harán fecundos en la evangelización. Estamos reconociendo y pidiendo la gracia para ser instrumentos fieles del amor de Dios en el mundo. Estamos ofreciendo nuestras manos vacías para que Él las llene como quiera y sea realmente Él quien actúe en nosotros y a través de nosotros.

Que el alfa y el omega, el principio y el final de esta primera sesión de la Escuela de Evangelizadores hayan sido orando me indica claramente que las acciones evangelizadoras no serán fecundas si no están apoyadas en la propia vida espiritual, en la oración cotidiana, en la charla diaria con Cristo y en la frecuencia de los Sacramentos, especialmente la Eucaristía y la Confesión. Y efectivamente todas las demás partes de esta sesión estuvieron animadas por la oración.

De la charla, ¿qué decir?. Ideas claras y clarificantes, prácticas e iluminadoras que no están sacadas de unos sesudos libros, ni son fruto de unas reflexiones teóricas de despacho. Conocimientos aprendidos en la propia vida en la mejor  e insustituible escuela en el aula del encuentro real con Jesucristo. Y es que sólo desde la experiencia de una persona que se ha encontrado con Jesucristo, que ha cambiado su vida, que le ha salvado, es cuando uno se convierte en evangelizador.

Ya hay resúmenes muy interesantes de la magnífica charla de Josue Fonseca. Yo lo haré de forma muy esquemática:

1-     La Iglesia existe para evangelizar, para “engendrar creyentes convertidos”. Esto será posible si tiene una experiencia personal de encuentro con Dios. Para poder engendrar una vida hace falta, en primer lugar, tener una relación. Y, además, tener una casa donde acogerla. Sería fantástico una comunidad así en cada parroquia. Dios quiere tener una relación con cada uno de nosotros y puede.

2-    Crear comunidades para acoger a los “creyentes engendrados” y ayudarles a crecer en la fe. Pequeñas comunidades entorno a la Parroquias donde tenga una auténtica vida de comunidad. Un espacio para rezar juntos, para formarse juntos, para comprometerse e insertarse en la vida de la Iglesia. Crear comunidades atractivas en lo humano y estricto en lo espiritual.

3-    Fidelidad a la Iglesia porque crecer en la fe significa vivir íntegramente, sin recortes, la fe que Cristo ha deposita en su Iglesia. Bajo la orientación de la Iglesia tenemos la garantía de que caminamos en la verdad y desde la verdad. Seremos evangelizadores al servicio de la Iglesia universal que se concreta en el servicio a la Iglesia Diocesana con una adhesión efectiva y afectiva hacia la jerarquía y hacia el Magisterio de la Iglesia. En este aspecto nos jugamos también la fecundidad de la evangelización.

4-    Misión. Comunidades evangelizadoras comprometidos con la propagación del Evangelio. Es imposible tener a Dios, conocer a Dios, tener una relación con Dios y no transmitirlo a los demás: lo hará Él.

¿Esto significa que hay que hacer cosas nuevas?. Pues posiblemente sí, hará falta imaginación y creatividad para hablar de Cristo a las personas de nuestro tiempo, para que nos entiendan, para que descubran el Evangelio tiene sentido y es significativo para sus vidas. Pero la clave no estará en la novedad de las acciones, sino en su carácter misionero. “Lo que sea haga que se haga de forma misionera”. Sin rebajas, sin acomodarnos al mundo, por respeto a los demás tenemos que decirles la verdad. No les importa lo que le digamos si están seguros de que los queremos de verdad y nos preocupamos por ellos.

¿Y cuál es la clave para que todos esto se pueda hacer?. Si el que va a actuar es Cristo la condición es tener una relación personal con Él. Tener una vida de oración, estar convertidos a Cristo, todo vivido desde Cristo con criterios sobrenaturales. Que Jesucristo sea realmente el eje de mi vida, el centro de mi existencia y el de mi comunidad eclesial.

Que la Virgen María nos enseñe a engendrar a Cristo en nosotros y a darlo a los demás.

Antonio M. Sánchez

antoniojhs@gmail.com 


No hay comentarios:

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/