En busca de la santidad

Papa Francisco: Hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano.

lunes, 5 de marzo de 2012

SORPRESA EN EL CARMELO DE CÁDIZ




SORPRESA EN EL CARMELO DE CÁDIZ

Viernes 2 de marzo de 2012, 6 de la tarde en la Plaza de Argüelles de Cádiz. Convento de las Carmelitas Descalzas. Asisto a una charla sobre la Eucaristía. Esta sesión forma parte de un ciclo al que acuden unos buenos amigos de forma regular. Pero en esta ocasión no pueden al estar realizando el Cursillo de Cristiandad. Decido acudir para tomar apuntes y sorprender a mis amigos regalándoselo en nuestra próxima reunión del Grupo San José del Movimiento Familiar Cristiano para que así, de alguna manera, no se pierdan tampoco esta sesión.

Pero el sorprendido fui yo. Yo me llevé la sorpresa y el regalo.

Hace muy poco manifesté mi deseo de disfrutar del silencio de unos Ejercicios Espirituales, Cursillos de Cristiandad, Retiro, … lo que sea con tal de estar a solas en oración ante Jesucristo presente en el Sagrario. ¡Qué rápido responde el Señor!. Después de la charla el diácono que las imparte invita a los asistentes a participar en la oración de Vísperas que se celebran a continuación. Me entrega un libro para seguir mejor la oración.

Mientras el diácono se prepara para dirigir las vísperas pasan unos breves pero inmensos minutos de silencio. De rodillas ante el altar abro el libro y leo el inicio de la oración: “Dios mío ven en mi auxilio…”. ¡Cuántas veces habré leído estas palabras y sin embargo parece que es la primera vez!. Mi mente inicia un pensamiento, iba a decirle a mi Señor que esto es lo que realmente necesito, que
Dios venga a mí, que esto es lo que necesita el mundo con sus gozos y dificultades, que Dios reine en él, que el mundo se consagre a Él. Pero no me dio tiempo, Él empezó a “hablarme” y le “oí” con claridad (que nadie se asuste, no he oído voces) sin dejarme articular palabra. “Antes de que lo pidas ya te estoy auxiliando continuamente, constantemente”. Me invita a visitarle más frecuentemente, diariamente a solas ante el Sagrario. “Lo único imprescindible es la oración, de ella nace todo lo demás”. Que la fecundidad no está en lo que hacemos (a veces demasiadas cosas), ya que la fecundidad está en lo escondido, está en lo que Dios hace en nosotros. Sólo tenemos que ponernos a tiro, acertar con la sintonía adecuada, abrir el dial por el que Cristo me habla: la oración, la contemplación. Una contemplación activa nos lleva a una acción contemplativa. Si; aquello que hemos oído tantas veces: contemplativos en la acción que a veces es en el follón (como decía un santo).

Siento nítidamente el amor de Dios que lo llena todo y me muestra, una vez más, que realmente existe, me ama y me llama. Es una sensación única y plena, pero me muestra que sólo es una mínima parte de su amor; que si me mostrara su amor completo estaría ya en el Cielo. Ah, y que me ama lo sienta yo o no, me de cuenta o no. Me ama en los momentos buenos y en los malos, porque el amor de Dios no es un sentimiento (aunque a veces lo sintamos), es su esencia, existe para amar. Y nos quiere transformar para amar a los demás, no con nuestro amor, sino con el suyo. Hazme transparente, que quien me vea, te vea. Y esto, amigos, es un milagro, porque veo más claramente mi condición pecadora. Es un milagro: a través de un pecador, Dios se puede manifestar, Dios puede derramar su amor, Dios quiere así derramar su amor.

En el rezo de vísperas me uno al coro de las carmelitas y veo claramente una vez más que las cosas que hacemos en medio de nuestra sociedad gaditana se alimentan y se sustentan en su oración silenciosa aparentemente estéril. Las vidas de estas monjas son las más fecundas del mundo. Está claro, es en estas vidas entregadas por completo a Dios donde nace la fuerza y el agua limpia que riega y hace fecundar tantas obras buenas que surgen en cualquier parte del mundo. Sin el manantial de Fontibre no habría río Ebro que rebosa agua a su paso por tierras áridas y secas. Contemplativas, sois esos manantiales.

Gracias José y Gema (ya habéis empezado a evangelizar, hoy me habéis evangelizado porque me habéis acercado al Señor), gracias Carmelitas, gracias Carlos Cámara; pero sobre todo, gracias Señor por este inmenso y sorpresivo regalo.

Y la Virgen María contempla esta escena complacida y sonriendo, como sabiendo de sobra lo que iba a pasar, como si ella hubiera preparado esta situación, me dice: Ahí Le tienes: haz lo que Él te diga.

Antonio Manuel Sánchez Sánchez

http://www.carmelitascadiz.ya.st/

13 comentarios:

Antonio Diufaín dijo...

Gracias por el testimonio. Ese es Dios. Así se las gasta mi Jefe. Por si ayuda: LECTIO DIVINA: Evangelio del tercer domingo de cuaresma, ciclo B, 11 de marzo de 2012 « ✠ Orans lectio ✠ http://bit.ly/xOxnze
Un abrazo desde la misión.

Anónimo dijo...

Muchas muchas gracias por tu testimonio y por tu apretura a la acción de Dios. Unidos En Cristo, Masha OMI

Antonio M. Sánchez dijo...

Gracias Longinos, que todo sea siempre para la mayor gloria de Dios.

Antonio M. Sánchez dijo...

Gracias Antonio Diufaín, los misioneros lo sabéis bien. Por algo Santa Teresita es patrona de las misiones. Y gracias por el enlace, lo utilizaré porque seguro que será de gran ayuda.

Antonio M. Sánchez dijo...

Muchas gracias, Masha. En vosotras veo esa apertura a lo que Dios quiera, como Dios quiera y cuando Dios quiera. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Antonio,acabo de llegar de trabajar y hoy es uno de esos dias en los que se piensa que mejor me hubiese quedao durmiendo. He abierto mi correo basicamente para desconectaer de todo el jaleo que tengo con el trabajo y hay estaba tu correo con el enlace,lo abro y me dispongo a leer(cosa poco comun y menos a estas horas,siempre me duermo nada mas encender el ordenador) empiezo a leer y me empizo a entusisasmar y finalmente se me ha olvidado lo cansada q estaba cuando coji el ordenador.
Me he emocionado mucho, bendito seas tu y todos los que sois capaces de poner palabras a lo que el corazón siente.Se perfectamente de que hablas cuando dices que "no te dejaba pronunciar palabra" se como es el fuego que te abrasa el corazón.Me alegro de haber leido tu testimonio,me has hecho ver una vez mas a Dios,y hoy lo necesitaba.Hoy me has hecho ponerme frente a El. Charito

Joaquín V. dijo...

Vivimos un tiempo extraordinario de conversión y de interiorización como es la cuaresma, una nueva oportunidad que nos da el Señor para abrirle su corazón.Vivámosla como si fuese la última y veremos a Dios que habita en nuestro corazón. El nos habla en el silencio del Sagrario, allí donde todo se para, solo hay que acudir a la llamada. Muchas gracias por tu testimonio, Antonio. Dios da ciento por uno!

Antonio M. Sánchez dijo...

Charito, me alegra enormemente que te haya ayudado este sencillo escrito. Dios nos sorprende siempre y no sabemos donde. Es cierto, cuando "no te deja articular palabra" es que va a hablar Él, y hay que aprovechar la oportunidad. Como ayer me decían: el señor nos coge de la mano, no le soltemos nunca. Un beso

Antonio M. Sánchez dijo...

Joaquín, efectivamente la elocuencia de Jesucristo se produce de manera especial ante el Sagrario y ¡que poco lo utilizamos! ¡qué solos están algunos sagrarios!. Ayer mismo se lo comentaba a un sacerdote (de esos que han tenido que aguantar mis torpezas)y le prometí ir a verle después de hace un rato de oración y participar en la Misa de su parroquia. Espero poder cumplirlo.

Anónimo dijo...

¿para cuando una comunidad contemplativa masculina para la diocesis de Cádiz? más de uno nos apuntaríamos

Anónimo dijo...

A Anómino

Soy otro anónimo, que vive en Madrid. Rosa, la esposa de Antonio, leyó en mi boda y eso no se olvida.

Si Dios ha suscitado en tí el deseo de un convento de contemplativos varones en Cadiz por algo habrá sido.

Tal vez lo mejor sea ponerlo en manos de la Virgen. Pero en Castilla decimos que "a Dios rogando y con el mazo dando". En este caso hay que propagar la idea y sobre todo propagarla delante del que todo lo puede: Jesús Eucaristia.

¿Por qué no empezamos una campaña de oración y sacrificio por la idea? Propongo:

1. Escribir una carta a todas las contemplativas de Cadiz para que pidan por la idea.

2. Escribir una carta al Sr. Obispo para que, por favor, si es tan amable, haga las gestiones que están en su mano.

3. Escribir una carta, en términos similares, al Sr. Presidente de la Conferencia Episcopal Españaola para que, por favor, si es tan amable, haga las gestiones que están en su mano.

Antonio te puede dar mi correo electrónico, me llamo Paco Marcos.

Cuenta con mi ayuda total. No me iré allí pues estoy casado y vivo en Madrid; pero lo idea me parece sencillamente GENIAL, ESTUPENDA, MARAVILLOSA, MAGNÍFICA, SENSACIONAL

AMGD

Antonio M. Sánchez dijo...

Gracias por tu comentario. Si el primer anónimo quiere ayuda para ese fin no tiene más que darse a conocer y le ayudaremos para que "florezca donde Dios le plante". Abiertos a la acción de Dios en nuestras vidas, "cuando Él quiera, donde Él quiera, como Él quiera".
Por cierto, Paco, tenemos pendiente una marcha a la Sierra de Gredos. El Almanzor ya está coronado, ahora nos espera La Galana (que no es una amiga común, es el segundo pico más alto del Santuario de Gredos).

Alonso Gracián dijo...

Hola Paco Marcos, hace tiempo que no te pasas por mi blog!. Sólo quería mandarte un saludo afectuoso y un abrazo, hasta pronto! Y otro saludo muy entrañable para ti, Antonio! LAUS DEO

¿QUIERES FORMAR UN GRUPO DE MATRIMONIOS EN TU PARROQUIA

VENI CREATOR

FIRMES EN LA FE (Himno oficial JMJ Madrid 2011)

UN SEGLAR DESCUBRE LA ORACIÓN (Abelardo de Armas Añón)

Abelardo de Armas. Un seglar descubre la oración from Cruzados de Santa María on Vimeo.

Fuente: http://abelardodearmas.blogspot.com/